Saltar al contenido

UNED destina ¢4 mil millones en apoyo a estudiantes en tiempo de pandemia

Recursos se incrementan en territorios con estudiantes en situación de pobreza y pobreza extrema

Destinar más recursos para que las personas no desistan de su deseo de superación personal ha sido la consigna de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en esta pandemia.

LA REPÚBLICA conversó con Rodrigo Arias, rector de la UNED sobre este y otros desafíos.

En momentos de pandemia, ¿cuál ha sido el aporte de la UNED durante este año?

La UNED ha puesto a disposición del Ministerio de Educación y universidades públicas nacionales y extranjeras, todas las plataformas de educación a distancia que hemos construido durante 43 años de historia, para que los sistemas de educación del país no se detengan.

Directamente con los estudiantes se contabiliza una inversión social de casi ₡4 mil millones en diversas ayudas y becas por situación socioeconómica.

¿A cuántos estudiantes benefician?

Este apoyo logró llegar al 53% de la población estudiantil matriculada en el segundo cuatrimestre.

Desde inicios de la pandemia, en la UNED adoptamos una serie de medidas económicas: aprobamos exoneraciones en costos de matrícula, costos de asignaturas y derechos de graduación para estudiantes regulares y fueron avaladas transferencias mensuales desde nuestro Fondo Solidario Estudiantil para garantizar la conectividad de estudiantes sin acceso a Internet en sus hogares.

Para quienes matriculan los cursos libres de nuestra Dirección de Extensión para generar emprendimientos, fueron también aprobados descuentos importantes en la matrícula.

Una de las medidas aprobadas se relacionó con el Bono Proteger, que permitió a estudiantes acogidos a este beneficio matricular sin ningún costo en matrícula ni asignaturas.

También ampliamos nuestra cobertura en becas por situación socioeconómica para este segundo cuatrimestre.

Estudiantes de UNED

Cortesía/UNED

¿En dónde es más fuerte esa contribución?

La estrategia de ayudas de la UNED para responder a la situación socioeconómica abarca a todas nuestras 36 sedes en el país. Esta cobertura llega al 53% del total de estudiantes matriculados de la UNED en este segundo cuatrimestre, en algunas zonas alcanza hasta en un 80% de nuestra población estudiantil, tal es el caso de regiones como Buenos Aires, Upala, Talamanca y Los Chiles.

¿Por qué es tan importante otorgar estos subsidios?

Estamos en un contexto difícil, derivado por el COVID-19, con personas que han perdido sus trabajos o se encuentran con reducción de jornada, en hogares donde probablemente la educación sería el rubro a sacrificar para poder atender otras necesidades de atención prioritaria.

Nos propusimos ofrecerles a estas personas el apoyo necesario para que la educación siga siendo una prioridad, que más adelante les proporcionará mayor estabilidad económica, laboral y familiar.

Del pastel del FEES, la UNED es quien recibe una porción más pequeña, ¿cómo logra ese alcance en subsidios?

Sí en efecto, hemos hecho un gran esfuerzo en este limitante de recursos para recoger fondos. La UNED recibe el 7,5% institucional del FEES y actualmente atendemos a una población de más de 35 mil estudiantes universitarios, sin dejar de lado 9 mil personas en cursos libres, 3.500 del Colegio Nacional de Educación a Distancia, que está cumpliendo 15 años de fundado, más, los 3 Colegios Científicos el de Alajuela, Limón y San Vito.

¿A las universidades públicas las están criticando mucho por los salarios altos?

Créame, no es el caso de la UNED.

¿Cómo observa el futuro de la UNED?

Nos enfocamos en replantear cuál es el rumbo de la Universidad en este tiempo, cuál es la oferta académica socialmente pertinente que debemos dar a los estudiantes, de qué manera ampliamos o actualizamos la oferta académica y abrimos opciones de extensión y acción social para llegar a más poblaciones estudiantiles.

Nota tomada de larepublica.net