Connect with us

Corrupción

Troles presidenciales: Pelea campal en Twitter

Atacar desde cuentas falsas de redes sociales a sus adversarios ha sido y continúa siendo la estrategia el presidente Nayib Bukele, puesta en evidencia por estudios de marketing digital de empresas internacionales, incluso muchas de estas cuentas fueron eliminadas de Twitter.

La guerra de los hashtags y  la manipulación de información son las estrategias del oficialismo para vencer a sus críticos a fin de ganar el concurso de popularidad en línea.

Atacar desde cuentas falsas de redes sociales a sus adversarios ha sido y continúa siendo la estrategia el presidente Nayib Bukele, puesta en evidencia por estudios de marketing digital de empresas internacionales, incluso muchas de estas cuentas fueron eliminadas de Twitter.

Sin embargo, el mandatario es fiel a ellas  porque le ayudan posicionar su imagen al margen de los problemas reales como lo son homicidios y covid-19, que según el oficialismo se han reducido producto del plan control territorial, mientras que la pandemia, lo atribuyen a su pronta intervención.

 No obstante, investigaciones apuntan que el mandatario mantiene una lucha constante en redes sociales a pesar de que menos de la mitad de los salvadoreños  tienen acceso regular a internet.

The Economist publicó recientemente un artículo sobre él titulado “My tweet is your command” (Mi tuit es tu orden), la plataforma desde donde Bukele se dirige a sus funcionarios, ciudadanos y desde donde los troller atacan a sus adversarios.

Por su parte, Crisis Group ha documentado un esfuerzo tanto del oficialismo como de sus oponentes para moldear la narrativa sobre sus políticas más controversiales, en parte usando medidas artificiales.

La firma utilizó principalmente los hashtags empleados por ambos bandos de la división política y que se enfrentan a una guerra de difamación en línea con #BukeleDictador y #QueBonitaDictadura.

El objetivo de la investigación es presentar a los salvadoreños dos alternativas artificialmente polarizadas: rechazar a Bukele, a pesar de sus aparentes éxitos; o apoyarlo e ignorar los abusos cometidos por su gobierno.

De acuerdo a Crisis Group,  en el informe titulado ¿Milagro o espejismo? Pandillas y el desplome de la violencia en El Salvador,  intensifica la polarización alimentada por las redes sociales.

Sostienen que el enfoque de Bukele hacia los desafíos en salud y seguridad de El Salvador es, sin duda, de línea dura y abandera el combate de las pandillas con la “fuerza letal”, al menos en apariencia.

Con respecto al Covid-19, el mandatario vio amenazada su imagen y respondió deteniendo a los miles ciudadanos que desobedecen el estricto toque y los mandaba a los hacinados «centros de cuarentena” y encubrir su incapacidad.

Ambas medidas fueron duramente criticadas por los observadores internacionales y nacionales, respondiendo con calificativos de “dictador, pero la realidad es más complicada de lo que aparentan el bombardeo de mensajes  del éxito del gobierno.

Batalla online

La confrontación fue abordada por Crisis Group con dos hashtags  que compitieron en twitter. #BukeleDictador, tendencia tras la ocupación de la Asamblea en febrero, y la otra en respuesta al manejo del COVID-19, mientras que #QueBonitaDictadura se utilizó para contrarrestar este hashtag y la prensa negativa de manera más amplia.

Para analizar estos hashtags, se revisó las publicaciones (tuits originales, respuestas y retuits) a través de la API estándar de twitter, que permiten el acceso a datos objeto de búsqueda de la plataforma.

En #BukeleDictador se recopilaron 29 948 tuits publicados entre el 27 de abril y el 9 de mayo de 2020. Para #QueBonitaDictadura, recogimos 33 251 publicaciones desde su primer uso el 28 de abril hasta el 9 de mayo, revelando que los hashtags se amplifican artificialmente desde bots (cuentas automatizadas) hasta «títeres» (cuentas humanas con identidades engañosas en línea).

Las acusaciones de manipulación en El Salvador se han centrado en gran medida en el uso de trols o centros de redes, que involucran a personas remuneradas por difundir ciertos mensajes a través de las cuentas que manejan.

El propio Bukele fue implicado en el caso de un troll center dirigido a periódicos de ese país, y recientemente el gobierno acusó al partido opositor de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de administrar un troll center. 

 La investigación, detalla que los partidarios de Bukele, por su parte, parecen haber estado construyendo una red de cuentas progubernamentales desde la semana en que él asumió el cargo.

Crisis Group concluye que los opositores y simpatizantes de Bukele usan Twitter para exaltar, polarizar y simplificar el debate político en El Salvador.

El hecho de que esta batalla en línea sea al menos en parte el resultado de la amplificación artificial de mensajes de ambos lados se suma a la preocupación de que el debate en Twitter está avivando un clima de hostilidad que le ayuda a aquellos con intereses políticos polarizadores.

Esto desvía la atención del muy necesario debate sobre cómo cimentar los éxitos de Bukele, minimizando las políticas de “mano dura” y enfatizando en unas políticas destinadas a prevenir la violencia de las  pandillas.

Centroamérica

El Salvador compra Bitcoin “en tendencia bajista” a medida que caen las principales monedas.

En medio de una caída del mercado de la criptomoneda más amplia, el presidente de El Salvador compra para agregar 150 bitcoins al acumulado del país.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, reveló que el país latinoamericano ha comprado 150 Bitcoin más mientras los precios bajaban el lunes por la mañana.

Según los datos de CoinGecko, la criptomoneda líder se desplomó un 6,9% en las últimas 24 horas, cayendo alrededor de $ 45.000.

Otras criptomonedas principales, incluídas Cardano (ADA), XRP , Solana (SOL) y Polkadot (DOT), arrojaron dos dígitos durante el día, mientras que Ethereum , la segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado, ha bajado un 9.2%, cotizando para esa fecha $ 3,137. 

«They can never beat you if you buy the dips.» (Nunca pueden vencerte si compras en las caídas) tuiteó Bukele, y agregó que esto bien puede considerarse un «consejo presidencial».

Con la última compra, El Salvador ahora tiene 700 Bitcoin por valor de aproximadamente $ 31 millones.

El gobierno de Bukele compró sus primeros 400 Bitcoin el 6 de septiembre, un día antes de que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en reconocer formalmente la criptomoneda como moneda de curso legal.

Bitcoin cotizaba justo por debajo de los 53.000 dólares en ese momento, pero se desplomó en más del 10% al día siguiente del lanzamiento de la billetera Chivo Wallet oficial de El Salvador, con problemas técnicos que estropearon el inicio del experimento criptográfico del país.

Sin embargo, El Salvador aprovechó rápidamente la oportunidad con una compra de 150 Bitcoin más ese mismo día, lo que aumentó las reservas de la criptomoneda del país a un total de 550 BTC.

Bukele bajo fuego

A medida que continúa la juerga de compras de Bitcoin en El Salvador, el gobierno del país se enfrenta a una investigación sobre sus compras de Bitcoin y la instalación de cajeros automáticos Chivo.

Según un informe de Reuters de la semana pasada, el Tribunal de Cuentas de El Salvador, el organismo que supervisa el gasto público del país, recibió una queja de Cristosal, un grupo de derechos humanos y transparencia, en la que expresó su preocupación por el financiamiento del gobierno de las compras de Bitcoin.

Los ciudadanos también han criticado el experimento de criptoactivos del gobierno.

La semana pasada, en el día de la independencia del país, se intensificaron más protestas en El Salvador, con personas que salieron a las calles con pancartas de «No queremos Bitcoin» y «No a la dictadura» e incluso quemaron un cajero automático de Bitcoin en San Salvador.

Seguir leyendo

Centroamérica

Por corruptos, usurpadores y antidemocráticos, EEUU agrega a lista Engel a magistrados impuestos por Bukele

El Salvador vuelve a  ser sancionado por  el gobierno de Joe Biden, tras el nombramiento inconstitucional de los magistrados, que se suman a la nómina de personajes cercanos a la lista al presidente Bukele señalados de corruptos.

Según el Departamento de Estado, “Elsy Dueñas de Avilés, Óscar Alberto López Jerez, Héctor Nahún Martínez García, José Ángel Pérez Chacón y Luis Javier Suárez Magaña, magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, socavaron el proceso democrático y las instituciones al aceptar ser nombrados por la Asamblea Legislativa en un proceso que parece haber contravenido la Constitución de El Salvador”.

El comunicado dado a conocer este lunes, afirma que “los cinco magistrados previos fueron abruptamente removidos sin una causa legítima después de que la nueva Asamblea Legislativa tomó posesión el 1 de mayo”.

Asimismo, señala que “los magistrados nuevos declararon que su instalación fue constitucional” y “socavaron los procesos democráticos y la institucionalidad al aprobar una interpretación controversial de la Constitución que autoriza la reelección del presidente a pesar de una prohibición expresa de la Constitución”.

El informe del Departamento de Estado, también acusa  de usurpación al máximo tribunal desde el golpe del 1 de mayo, y que  los abogados emitieron el 3 de septiembre una resolución que viola lo que la Constitución abiertamente establece, cuando avalaron la reelección consecutiva del presidente de la República.

Su inclusión a la lista de Actores corruptos y No democráticos, obedece al compromiso de fortalecer la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas del triángulo Norte.

La sanción implica que estas personas pierden automáticamente su visa americana y quedan abiertas a que otras instancias del gobierno de Estados Unidos amplíen las acciones que consideren pertinentes en este caso.

Los cinco magistrados se suman a la vergonzosa lista Engel en la que ya están el ministro de Trabajo, Rolando Castro; su jefa de gabinete, Carolina Recinos; su director de Centros Penales, Osiris Luna; sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, respectivamente; su secretario jurídico, Conan Castro; así como el influenciador de su gobierno, Walter Araujo.

Sobre el tema, Jean Manes ,encargada de Negocios de la Embajada Americana en El Salvador,  manifestó que “Estados Unidos agrega a estas personas tras ser nombrados inconstitucionalmente (1 de mayo) y emitir una resolución contraria a la Constitución salvadoreña (3 de septiembre). Ambas acciones socavan la democracia de El Salvador”.

La inclusión de los cinco magistrados tomó por sorpresa al presidente Bukele quien no dejó pasar el momento y restó importancia a la Lista Engel al calificarla como una injerencia y que “queda claro que la lista no tiene nada que ver con corrupción”, escribió en su cuenta de twitter.

Seguir leyendo

Popular