Saltar al contenido

Salvador Gómez Góchez asume la presidencia de PROESA

Compadre del presidente Nayib Bukele es el nuevo presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversión de El Salvador.

El nombramiento de Gómez Góchez ha sido cuestionado por algunos funcionarios y analistas políticos por considerarlo un caso más de nepotismo, práctica que según el mandatario no permitiría en su administración.

Sin embargo, los requisitos de ley que establece Proesa no fueron considerados por el presidente Bukele, pesó más sus vínculos de amistad y su rol con el partido Nuevas Ideas.

De acuerdo a la ley que rige a este organismo, su literal a del artículo 9, establece que el presidente debe “tener un grado académico en finanzas, economía, derecho, administración o de empresas u otras profesiones afines al objeto de Proesa”.

Además, en el mismo artículo se establece que para poder ejercer como presidente, debe tener al menos cinco años de experiencia en funciones vinculadas al quehacer de este organismo promotor, lo cual no se refleja en el perfil de Gómez.

Lo que si destaca la hoja de vida es su desempeño como promotor de los derechos de los salvadoreños en Estados Unidos, mientras que en su formación académica solo hace referencia a que “cuenta con formación académica en Ingeniería Civil”. https://www.revistafactum.com/compadres-bukele/

Su experiencia como promotor de inversiones comenzó en 2015, al ingresar a la dirección de inversiones de Proesa, después desempeñarse como gobernador de Ahuachapán (2011 a 2014) durante la administración del expresidente Mauricio Funes.

La amistad de familia Gómez Asencio con la familia Bukele Rodríguez no se remonta a la celebración del bautismo en el 2017, por el contrario, Salvador Gómez fue pieza clave en el equipo político de campaña del mandatario.

Desde su liderazgo con la diáspora salvadoreña, su trabajo se centró en buscar financistas
para impulsar a Nayib Bukele a la presidente de la República desde el Partido Nuevas Ideas.

Gómez estuvo presente en las giras a diferentes ciudades de los Estados Unidos, entre ellas, Los Ángeles, Washington, Nueva York, Maryland a fin de consolidar su popularidad entre la diáspora
de salvadoreños en ese país y hacerse de más financistas.

De esta manera, Salvador Gómez logró aumentar la imagen del candidato de Nuevas Ideas en Estados Unidos y más apoyo financiero, sobre todo en la ciudad de Los Ángeles, donde él era un reconocido líder de organizaciones de la diáspora y empresarios salvadoreños.

Una vez asume la presidencia del país, Nayib Bukele, Gómez y también su esposa pasan a
conformar la lista de funcionarios del nuevo gobierno, él como presidente de Proesa y su esposa Cristy Elizabeth Asencio de Gómez, coordinadora de bienestar social, pesa a estar con contra del nepotismo y denunciar en redes sociales “la fábrica de empleos” del anterior gobierno del FMLN.