Saltar al contenido

Osiris Luna, Mario Durán y Carlos Marroquín, tras los “canjes” con la MS13.

Tras la supuesta reducción de homicidios hay oscuras negociaciones del gobierno de Bukele con miembros de pandillas, según informaciones periodísticas, Carlos Marroquín, Mario Durán y Osiris Luna pactaron con ellos.

El gobierno de Bukele no ha sido la excepción en este tipo de acuerdos con estructuras criminales del país y al igual que sus antecesores, también pactó para sacar ventaja política en las elecciones que lo llevaron al poder.

En enero pasado, la Agencia Internacional de noticias EFE, publicó que tuvo acceso a un requerimiento de la Fiscalía General de la República, ligada a dos funcionarios que se reunieron con miembros de pandillas Mara Salvatrucha (MS13) en el 2015.

De acuerdo al documento, los involucrados eran Mario Durán, ministro de Gobernación y Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social, quienes se sostuvieron dicha reunión cuando Nayib Bukele era Alcalde de San Salvador (2015-2018) y que formaban parte de la planilla de la municipalidad.

Según el reportaje de EFE, el requerimiento detalla que entre los folios 507 y 510 que en el Centro de Intervención de las Telecomunicaciones se obtuvo información que el pandillero identificado como Edwin Ernesto Cedillos Rodríguez, alías «Renuente», se reuniría el «con otros sujetos de la Mara Salvatrucha y otras personas de la Alcaldía Municipal de San Salvador»

Sobre el encuentro, el apartado, relata que “El Renuente y Trucha se reunirían con representantes de la Alcaldía de San Salvador en la Multiplaza, del día veintiuno de diciembre de dos mil quince”.

Osiris luna el nuevo integrante

El periódico digital El Faro, con quien el presidente tiene fuertes diferencias, volvió al ruedo con este tema, el cual ha generado diversas reacciones a nivel nacional e internacional.

La nueva investigación, menciona que las negociaciones se mantienen desde del año pasado y que el gobierno ha dado beneficios carcelarios a los pandilleros a cambio de la reducción en el número de asesinatos y también apoyo electoral para Nuevas Ideas en los comicios para alcaldes y diputados del 2021.

Dicha información es sustentada con informes de inteligencia penitenciaria y libros de novedades de dos cárceles de máxima seguridad, que prueban encuentros del director de Tejido Social, Carlos Marroquín, que sería otra investigación se suma en este tema, y Osiris Luna, director de Centros Penales.

Entre las pruebas en poder del medio digital, están cientos de copias de reportes del sistema penitenciario que confirman decenas de reuniones secretas entre funcionarios y líderes de pandilleros desde junio de 2019.

La investigación incluye informes de inteligencia que explican lo pactado, beneficios carcelarios y promesas de largo plazo relacionadas con los resultados de las elecciones legislativas de febrero 2021.

Según, documentos oficiales, el propio gobierno habría registrado detalle a detalle las negociaciones e ingresos del Osiris Luna y Carlos Marroquín, a los penales de Zacatecoluca e Izalco Fase III.

Al respecto, el fiscal general, Raúl Melara, afirmó que iniciará una investigación ante una “posible negociación con pandilleros” y el gobierno de Bukele.

«A lo largo de los años hemos venido viendo el uso del Estado como arma e instrumento de negociación con grupos de pandilleros. Tenemos políticos y expolíticos, funcionarios públicos, investigados y procesados por haber negociado con pandillas”, declaró en llamada telefónica al programa televisivo Diálogo con Ernesto López.

No es la primera vez que un acuerdo entre pandillas y Gobierno reduce drásticamente los homicidios. En 2012 el Gobierno de Mauricio Funes, del FMLN, también intentó negociar en secreto y en diferentes etapas, primero una bajada de homicidios y luego apoyo electoral en las presidenciales.

Recientemente, funcionarios del FMLN y ARENA fueron investigados por este tipo de acuerdos con las estructuras criminales, pero de confirmarse la investigación, las palabras de Bukele podrían revertirse en su contra, ya que en su momento declaró que “negociaron con la sangre del pueblo”.

Un informe del mes de julio pasado, International Crisis Group en el que destaca la reducción en el número de muertos en el país y “las razones del éxito podrían estar en los entendimientos tranquilos e informales entre las pandillas y el Gobierno”.