Connect with us

Narcotráfico

No más nepotismo, la otra mentira del gobierno de Bukele.

Las promesas del presidente Nayib Bukele nunca llegaron a ser realidad en los primeros 100 días de gestión ni muchos menos en su primer año. Todo fue una vieja estrategia política para obtener el voto.

En su campaña también anunció luchar contra la corrupción y el nepotismo, pero hizo lo mismo de siempre. Contratar a familiares, amigos y socios hasta con doble salario.

Las promesas del presidente Nayib Bukele nunca llegaron a ser realidad en los primeros 100 días de gestión ni muchos menos en su primer año. Todo fue una vieja estrategia política para obtener el voto.

Uno de los temas que la población aplaudió y dio su voto de confianza al entonces candidato presidencial, era la lucha contra la corrupción y el nepotismo, pero todas esas promesas eran infundadas.

En su lugar, se dedicó a destituir ilegalmente a miles de empleados públicos para luego contratar a familiares, amigos y miembros de su partido, pagando salarios dobles y triples a sus funcionarios bajo la figura de cargos ad honorem.

Además de favorecerlos con plazas a su círculo de confianza, manipuló la ley del servicio público a su antojo al nombrar cargos sin cumplir los requerimientos establecidos.

Replicar esa tendencia para favorecer a su parentela no cayó en gracia, después de jactarse en redes sociales sobre los despidos de empleados públicos y funcionarios de la administración Sánchez Cerén.

Analistas políticos y organizaciones que velan por los derechos humanos coinciden que la administración de Bukele se ha caracterizado por replicar las prácticas de sus antecesores, no hay “nuevas ideas” por ningún lado.

La condena por el nepotismo no se hizo esperar y los ciudadanos expresaron sentirse engañados e interpusieron sus denuncias en el Tribunal de Ética Gubernamental.

“El presidente Bukele vendió grandes expectativas y esperanzas para la población. Les dijo a los jóvenes profesionales que podrían acceder a un empleo en el Estado para poder servir mejor a su país, y que el único criterio de selección sería la meritocracia», señaló en enero pasado la salvadoreña y abogada, Daniela Genovez.

Su malestar se basada en el nombramiento de Yamil Bukele, hermano del mandatario, como presidente del INDES; Miguel Katan, tío del mandatario, nombrado en la Secretaría de Comercio; y Guillermo Hasbún, quien es presidente del CIFCO y primo del Presidente Bukele.

Según los currículos publicados en el portal de Transparencia, Kattán es un mercadólogo especializado en “manejos estratégicos de negocios” y Yamil es licenciado en administración de empresas, mientras que Hasbún no tiene títulos académicos, únicamente destaca sus labores como youtuber.

El artículo 6 e inciso G de la Ley de Ética Gubernamental dice: «Son prohibiciones éticas para los servidores públicos nombrar a parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad para que presten servicios en la entidad que preside o desempeñe».

Fabio Castillo, quien fue primer regidor de Bukele en la alcaldía de San Salvador, criticó en una entrevista con El Diario de Hoy la influencia de los hermanos Bukele en las decisiones del gobierno. Calificó al actual gobierno de “tribal”.

Con estas contradicciones, comunes en el presidente, las falsas expectativas sobre una gobernabilidad transparente y ética se desmoronó en poco tiempo y atrás quedan la condena del nepotismo y la corrupción.

Ahora, sus propias palabras le acusan, ya que se comprometió al decir: “Hay que combatir el nepotismo, de todos los diputados, incluyendo GANA, PCN, ARENA, PDC, FMLN, por más chiquito que sea. Si vamos a condenar el nepotismo, pues hagámoslo en serio”.

Para la Fundación Democracia, Transparencia y Justicia, el presidente también incurrió en caso de nepotismo Arena Rodríguez (hermana de Gabriela Rodríguez), quien funge como asistente de la canciller Alexandra Hill Tinoco, hija de Jaime Hill, uno de los concejales de Bukele durante su gestión como alcalde de San Salvador.

Funcionarios hacen lo mismo

A parte de sus hermanos, tíos, entre otros lazos familiares, presidente no es el único que tiene parientes trabajando en el gobierno. De acuerdo con un reportaje de El Faro, desde que Carolina Recinos asumió como jefa del gabinete presidencial, el 1 de junio de 2019, cuatro de sus hermanos entraron a trabajar al gobierno.

Tras hacerse pública el nepotismo Recinos, defendió la contratación de cuatro hermanos, incluso salió al paso ante los señalamientos del préstamo de $22,514 otorgado por BANDESAL a otra hermana de la funcionaria.

Al respecto, el mandatario guardó silencio, ya que no tiene la moral para denunciarlo porque él también tiene en su gabinete a hermanos, primos, tíos, amigos y a socios en cargos públicos.

La lista de familiares de funcionarios continúa, desenmascarando la otra fábrica de empleo para los tíos, hermanos, primos, cuñadas, concuñas, esposos, amigos, exempleados, compadres y comadres de Nuevas Ideas.

Con ello queda claro que el nepotismo es un elemento característico de la política salvadoreña, como ha dicho el mismo Bukele, pero en la práctica le resulta conveniente para garantizar su gobernabilidad, aun cuando se una absoluta falta de ética y decencia.

Nayib Bukele pasó a ser la decepción dentro y fuera de la frontera salvadoreña. Hoy su imagen se ha desplomado y organizaciones como las Naciones Unidas, El congreso de EE.UU, Amnistía Internacional y muchas otras, han cuestionado su forma autoritaria de gobernar.

Corrupción

Las estafas en criptomonedas se han disparado hasta un 1,000 %

pérdidas de más de 80,000 millones de dólares en estafas de criptomonedas, mientras que Chainalysis estima que más de 140,00 millones de dólares en Bitcoins se perdieron por olvidar contraseñas o tener bloqueadas las cuentas.

La fiebre del oro digital está por todas partes y alrededor del mundo, muchas personas han sido timadas por estafadores cibernéticos y según la FTC algunas de las principales fuentes de estafa son los supuestos chivatazos, las réplicas de las carteras de inversión o las estafas piramidales por las que se pide que invierta más o introduzca a otros inversionistas.

6 criptoestafas hasta 2020

El dinero virtual es asociado a riquezas, ya que se piensa que se trata de un método fácil y novedoso para hacer montañas de dinero en poco tiempo, aunque eso está lejos de la realidad.

Sin embargo, estafadores de todo el mundo han aprovechado ese error común para prometer ganancias irreales a todo aquel que “invierta” en sus plataformas, sistemas o tokens mal hechos con el fin de recaudar millones de dólares.

Al respecto BeInCrypto elaboró una lista de las cripto-estafas más grandes hasta 2020.

Milton Group

La empresa se anuncia en redes sociales y también opera bajo los nombres de Cryptobase, CryptoMB y VetoroBanc, pero tras ella, un grupo de teleoperadores multilingües con oficinas en Ucrania, Albania, Georgia o Macedonia del Norte a seguen pautas establecidas para estafar al mayor número posible de personas incautas.

Se calcula que, solo durante 2019 y desde el Call Center de Kiev (Ucrania), el Milton Group logró estafar unos 71.5 millones de dólares, en tan solo tres años de estar funcionando y se supone que hicieron cantidades similares en años anteriores, el total asciende a 214.5 millones de dólares. Eso, sin contar las cifras alcanzadas por los otros Call Centers, por lo tanto, las pérdidas aún no pueden ser calculadas con exactitud.

Mining Max

La minería de criptomonedas  trabaja con el dinero de los compradores, mientras un experto se ocupa del manejo y mantenimiento de las máquinas y del software, para que al final puedas ganar el mayor porcentaje posible de la misma minería.

A ese procedimiento de invertir en mineros que son manejados por empresas expertas en la materia se le conoce como minería en la nube.

Existen varias plataformas dedicadas a ello, donde cada usuario puede escoger un plan a diferente costo. Por supuesto, siempre existe el riesgo de que la parte de los presuntos expertos desaparezca con el dinero o se quede con la mayoría.

Este es el caso de Mining Max, una compañía con sede en Estados Unidos y granjas de minería en Corea del Sur. En sus inicios alrededor de 2016, se presentaba como una plataforma de minería de altcoins en la nube y prometía retornos mensuales a todos sus inversionistas.

Posteriormente, se especializaron en la minería de Ethereum, siendo descubierto su fraude en diciembre de 2017 por las coreanas . (Yonhap News).

 Los administradores de Mining Max recaudaron alrededor de 250 millones de dólares por parte de unos 18,000 inversionistas provenientes de 54 países, incluyendo a Estados Unidos, Japón, China y la propia Corea del Sur.

Se cree que solo 80 millones fueron invertidos en máquinas mineras, mientras que 110 millones acabaron en cuentas bancarias de paraísos fiscales. El resto se usó para pagar a los inversionistas mayores, quienes, a su vez, recibían dinero de los niveles más bajos de usuarios, en lo que se convirtió en un esquema piramidal.

Si bien el sitio de Mining Max fue dado de baja, en su lugar, opera BTC Mining Max, una sospechosa plataforma de inversión en empresas blockchain.

Modern Tech (Pincoin y iFan)

Esta compañía se presentó en Vietnam como la representante de dos Ofertas Iniciales de Moneda (ICO), donde se venderían los tokens Pincoin y iFan. El primero se ofrecía como una oportunidad de inversión con retornos mensuales (e inexplicables) de hasta 40%; mientras que el segundo prometía ser el combustible de una nueva red social para artistas.

Con esta fachada, Modern Tech se estructuró como un esquema piramidal donde los mayores y más antiguos inversionistas eran los más beneficiados.

Para poder unirse a la plataforma, se solicitaba a cada nuevo integrante “invertir” un mínimo de 1.000 dólares en los tokens mencionados; los cuales, en realidad, nunca valieron tanto.

Para 2018, ninguna de las ganancias prometidas estaba siendo ya pagada. Modern Tech eliminó todas sus redes sociales y nunca apareció en sus presuntas oficinas.

La estafa rondó los 666 millones de dólares por parte de unas 32.000 personas. Aún los culpables no han sido atrapados.

BitClub Network

Otro caso fraudulento de minería en la nube, aunque sin duda más grave que Mining Max. Desde 2014, se ofrecen allí planes que van de los 50 a los 100.000 dólares a cambio de supuestas ganancias entre el 5 y el 12% de la inversión.

En diciembre de 2019, las autoridades estadounidenses intervinieron en la plataforma, que se reveló como nada más que un esquema piramidal, donde los nuevos inversionistas pagaban a los antiguos. Nunca hubo actividad minera como tal y tres de los promotores fueron arrestados. Dos más aún están en búsqueda y captura.

Sin embargo, la página de BitClub continúa en línea. Eso pese a que ya fueron robados unos 722 millones de dólares gracias a ella.

PlusToken

Esta plataforma se considera la gran cripto-estafa del 2019. De orígenes asiáticos, con fuerte presencia en China, Corea del Sur y Japón, es similar a la vietnamita Modern Tech. La principal oferta de este sistema era el token PLUS que  sería capaz de retornar a los inversionistas entre un 9 y un 20% mensual.

La cantidad timada por esta plataforma fue alrededor de 3 mil millones de dólares por parte de más de 3 millones de víctimas. Gran parte de lo estafado fueron cantidades en criptomonedas que aún rondan por la red: Bitcoin, Ethereum, EOS y OmiseGo.

OneCoin

Es llamada la reina de todas las cripto-estafas hasta la fecha. Opera con un esquema piramidal de larga data y a nivel global, que ha tenido fuerte presencia en el mundo hispano.

Según explican ellos mismos, OneCoin es una criptomoneda con una cadena de bloques privada y una plataforma de aprendizaje sobre el criptomundo. Las firmas OneLife, OneAcademy y OneWorldFundation son parte del mismo esquema.

Mediante OneLife y OneAcademy se ofrecen varios “paquetes educativos” que van desde los 110 hasta los 55.555 dólares. Por su parte, OneWorldFundation se presenta como una organización caritativa para niños que acepta donaciones en OneCoins, PayPal, transferencia bancaria y tarjetas de débito y crédito.

Estos “onecoins” nunca estuvieron listados en ninguna exchange y la única forma de cambiarlos a dinero fíat era en el OneCoin Exchange, un mercado interno solo para miembros. Claro esto fue hasta 2017, cuando el exchange cerró sin previo aviso.

La estafa es de unos 4.000 millones de dólares recaudados a nivel global en numerosos países. Otras fuentes calculan que serían hasta 19.4 mil millones de dólares desaparecidos por culpa de este esquema. Las páginas y redes sociales de OneLife continúan en funcionamiento, así que conviene evitarlas.

BitConnect (Mención honorífica)

El caso de BitConnect (BCC) fue distinto al de otras cripto-estafas, pues, de hecho, se trató en su momento de una criptomoneda descentralizada. Y todas las criptomonedas descentralizadas basan su valor mayormente en la confianza, por lo que el BCC logró escalar muy alto en la lista de criptomonedas por capitalización de mercado a partir de su lanzamiento en 2016.

El precio por token llegó hasta un máximo de 476 dólares, mientras que su capitalización superó los 2.100 millones de dólares para enero de 2018.

Texas State Securities Board emitió una orden de cierre para BitConnect, alegando que solo se trataba de un esquema piramidal y que estaba engañando a sus inversionistas.

No muchos días después, el 17 de enero de 2018, el equipo de BitConnect (que se mantenía en el anonimato) decidió cerrar sin más su plataforma de préstamos y el precio del token se vino abajo en picada.

Los usuarios de la criptomoneda comenzaron a venderla en masa para evitar más pérdidas, así que es difícil saber cuánto se perdió realmente debido a este esquema.

Seguir leyendo

Centroamérica

El periodista Milton Benítez sigue sin rendir cuentas sobre la colecta que organizó para damnificados de ETA.

Hasta la fecha, se desconoce el monto de los fondos y el destino de los mismos recolectados en la campaña para “El pueblo salvando al pueblo”.

El huracán Eta devastó a varias comunidades del territorio hondureño el año pasado y el periodista, Milton Benítez, no ha rendido cuentas del monto y destino de lo recolectado para asistir a los damnificados.

Según, la plataforma en línea, Gofundeme.com, hasta diciembre de 2020, se contabilizaba $106,730.00, producto de donaciones de la diáspora hondureña, quienes hicieron numerosas aportaciones para ayudar a sus connacionales.

Los montos recibidos oscilan entre los $20 a más de $3,000, en su mayoría corresponden a hondureños radicados en Estados Unidos, España y de desde otras partes del mundo que se solidarizaron con el llamado que hizo el conductor.

Benítez, también prometió que, con la ayuda recolectada, las familias afectadas tendrían la oportunidad de ser reubicadas en sus viviendas reconstruidas para dignificarlas.

Durante los enlaces que realizó en vivo desde la “zona 0 SPS”, hizo el llamado a profesionales de la construcción para colaborar en la reconstrucción, además de solicitar vivires a empresas.

Sin embargo, se desconoce en detalle en qué han sido utilizadas las donaciones, ya que las comunidades afectadas por el paso del ETA siguen esperando la ayuda y si llego, dicen algunos de los afectados, fue a “medias”.

Por su parte, críticos del conductor “El Perro Amarillo”, señalan que Benítez debe trasparentar uso de los fondos obtenidos en la campaña, ya que dice ser una persona honesta y que está en contra de la corrupción, venga de donde venga.

Otro punto que se le cuestiona al “El Perro Amarillo” es el origen del financiamiento de su candidatura presidencial, el cual se sospecha que podría ser una parte de las donaciones, favores políticos e incluso provenientes de personas señaladas por vínculos con narcotráfico.

Seguir leyendo

Popular