Saltar al contenido

MOP gasta $138,396.42 en fachada de Hospital El Salvador

Cuatro órdenes de compra autorizadas por Obras Públicas fueron pagadas con fondos de Fopromid después de finalizada la declaratoria de emergencia.

Los señalamientos de corrupción siguen para esta cartera de estado que figura entre las dependencias que más recursos recibieron durante la pandemia.

Esta vez, Obras Públicas violó el reglamento del Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (Fopromid), partida especial que el Órgano Ejecutivo usa para combatir la pandemia y debe haber un decreto de emergencia vigente, pero las nuevas compras se realizaron después que cesó la declaratoria, que fueron el 13 de junio.

Para las cuatro órdenes de compras, la institución gasto $54,794.27. De éstas, tres se destinaron para decorar la fachada del nuevo Hospital El Salvador, anexo Cifco.

Los gastos continuaron y el 17 de junio, el MOP ordenó el desmontaje del logo de Cifco e instalación del nuevo rótulo, además de tres reflectores por un monto de $8,102.10.

A los gastos se sumó la compra de 295 reflectores led para iluminar el muro perimetral del dicho hospital, iluminación ornamental para diversas áreas exteriores y se autorizó la iluminación de la fuente de la fachada de 20 metros con focos, haciendo un total de $24,119.05.

La decoración de este centro asistencial, el MOP invirtió $3,606.07 en once plantas ornamentales y árboles, los cuales fueron sembrados en la misma fachada del Hospital El Salvador. En su última compra, con fecha 24 de julio, se registran 14 rótulos y logos para renovar la fachada de todas las entradasde tres hospitales nacionales en Santa Ana, Sonsonate y San Vicente por un monto de $18,967.05.

La decoración de este centro asistencial, el MOP invirtió $3,606.07 en once plantas ornamentales y árboles, los cuales fueron sembrados en la misma fachada del Hospital El Salvador.

En su última compra, con fecha 24 de julio, se registran 14 rótulos y logos para renovar la fachada de todas las entradas de tres hospitales nacionales en Santa Ana, Sonsonate y San Vicente por un monto de $18,967.05.

Cabe señalar que la vigencia del decreto terminó el 13 de junio tras sentencia de la Sala de lo Constitucional, quien declaró el decreto ejecutivo estaba fuera del marco legal y no tenía la aprobación Legislativo. En la misma resolución se instó al Ejecutivo y al Legislativo a proponer nueva normativa, sin embargo, no se llegó a un acuerdo.

El artículo 7 del reglamento de la ley del Fopromid establece que una vez se levante la emergencia debe procederse a la liquidación de los recursos del fondo que se han utilizado y que en “virtud del principio de legalidad, la emergencia tiene sustento jurídico” hasta el último día de vigencia del Estado de emergencia.

Esta ley fue aprobada en el 2005 y cada año se asignan 4 millones de dólares, pero durante la crisis sanitaria por covid- 19, el fondo recibió transferencias directas de otras partidas presupuestarias y según registros oficiales, hasta junio pasado, el ejecutivo había gastado 625 millones de Fopromid.