Saltar al contenido

Ministro de Hacienda acepta que mintió sobre el FODES

La mentira y el chantaje es parte de la estrategia política de gobierno de Nayib Bukele y sus funcionarios la replican al pie de la letra como medida de presión para sus opositores.

Los $75 millones para las alcaldías “siempre han estado disponibles, aseguró el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, durante una entrevista de la Telecorporación Salvadoreña, TCS el día de hoy.

Esta afirmación, contradice sus declaraciones sobre una supuesta falta de solvencia económica para desembolsar ese dinero, tal como lo señaló la Corte de Cuentas.

Sin embargo, Zelaya alega que ciertas incongruencias en dos decretos aprobados por la Asamblea Legislativa no le impide transferirlos el Fodes a los alcaldes de los 262 municipios.

Uno de ellos dice, es un crédito de $250 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el 30% se le debería asignar a las alcaldías y que los $75 millones no son el 30%, por lo que si solo les asigna esa cantidad estaría incumpliendo la ley.

El titular condicionó que, mientras no se aprueben los fondos restantes de ese crédito del BID y se corrija el decreto, no asignaran el dinero a los ediles, a pesar de la disponibilidad existente. 

Por su parte, Roberto Anzora, presidente de la Corte de Cuentas de la República (CCR ha confirmado que en estos momentos se realizan dos exámenes especiales al Ministerio de Hacienda, uno relacionado con fondos que deberían ser trasladados a las alcaldías y otro sobre la disponibilidad de fondos para pagar salarios de la Asamblea Legislativa.

Anzora manifestó que dijo que hay algunos hallazgos importantes sobre el tema fodes y que los $75 millones provenientes del BID han estado disponible desde agosto pasado, pero no han sido trasladados a las municipalidades.

El congreso salvadoreño ratificó el préstamo de $250 millones del BID y asignado a inicios de agosto, que sería distribuido así: $75 millones para alcaldías, $55 millones para Fomilenio, $40 millones a productores agrícolas.

También se destinó $20 millones a prevención y mitigación de desastres FOPROMID, $30 millones para el Hospital El Salvador, $12 millones a veteranos y excombatientes, $18 millones para atender la emergencia, reconstrucción y recuperación económica.