Saltar al contenido

Miguel Lacayo: Medicina genérica, ahorro significativo

La disponibilidad de productos farmacéuticos genéricos y baratos es la única fuente de acceso a medicina asequible para la mayoría de salvadoreños

El mito urbano de “mala calidad” refiriéndose a los medicamentos desapareció, no solo en El Salvador sino en la mayoría de los países que abrieron la puerta a los productos farmacéuticos sin marca comercial.

Por más de 15 años, nuestro país ha dado su voto de confianza a medicamentos que cumplen, es decir, eficacia y seguridad según los requisitos de bioquevalencia, dándole con ello la oportunidad a la población que acceda a medicina de menor precio.

De esta manera, los gastos de bolsillo se han reducido con los “equivalentes farmacéuticos” y la salud se ve beneficiada y por consiguiente la calidad de vida también.

Miguel Lacayo, ex ministro de Economía y empresario, opina que el medicamento sin marca son claves para que el sistema de salud disponga de mayor existencia

“En la actualidad, los medicamentos genéricos son esenciales en el tratamiento de la enfermedad, aumentando la accesibilidad y la asequibilidad de los productos farmacéuticos en los sistemas sanitarios de todo el mundo”, sostiene Lacayo.

No cabe duda que los medicamentos genéricos ha sido proporcionar medicamentos esenciales de alta calidad y asequibles, garantizando con la calidad de vida de la población.

Su utilización ha incrementado el acceso de los pacientes a los medicamentos y ha supuesto ahorros significativos para los sistemas sanitarios, ahorros que pueden, entre otras cosas, canalizarse para cubrir los costes de medicamentos nuevos e innovadores.