Saltar al contenido

Miguel Arvelo, el venezonalo que protege Bukele y niega información.

Casa presidencial blinda el proceso de contratación, plaza y salario del veterinario que participa la mesa de crisis por covid-19.

El veterinario venezolano que daba órdenes al laboratorio que procesa  las pruebas de covid-19 está en reserva, así lo dio a conocer la Unidad de Acceso a la Información de Casa Presidencial.

Con esto, el gobierno impide que los salvadoreños conozcan el proceso de contratación de Arvelo, salario y plazas, aunque funcionarios de gobierno afirman que sus servicios profesionales son indispensables.

“En cuanto al proceso de contratación del señor Miguel Arvelo, le manifiesto que dicho proceso se encuentra en calidad de reserva, razón por la cual la información no puede ser divulgada”, fue la respuesta de Capres, del proceso 122-2020.

Uno de los solicitantes es el señor Héctor Silva, quien  manifestó que la petición obedece a la denuncia  sobre la participación de éste en la supervisión en los análisis de pruebas de covid-19, siendo un veterinario de profesión.

La falta de transparencia ya no es sorpresa en la administración Bukele, quien se niega a rendir cuentas sobre el manejo de los fondos para atender la pandemia y las tormentas Amanda y Cristobal, incluso a postergado  el informe de su primer año de gestión, escudándose en la  pandemia de covid-19.

El ciudadano Silva  considera que la negativa  lo lleva “a pensar que Presidencia no quiere que sepamos que le dio responsabilidad de las pruebas a dos asesores políticos, cuando debió habérsela dado a los especialistas”.

La contratación de Arvelo y  su participación en la mesa de crisis de salud, ha  sido cuestionada, luego de conocerse un memorando que lo involucraba en la toma de decisiones y acoso al personal de salud.

Dirigentes de Nuestro tiempo, cuestionan la reserva impuesta al expediente de Arvelo y del resto de venezolanos, quienes, según fuentes de gobierno, los salarios rondan los $8,000.00, mensuales por “servicios profesionales de asesorías”.

Nuestro Tiempo sostienen que este tipo de información no debe tener, como sucedió con “los gobiernos de  Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén. Lo que queremos es avanzar, no retroceder”, por lo que presentará una apelación para conocer más sobre las contrataciones de  los asesores. Arvelo, junto al resto de los asesores, son señalados de corrupción junto Leopoldo López con quienes son amigos y socios.