Connect with us

Nacionales

Migración infantil centroamericana en aumento

Solo en el mes de marzo, las autoridades contabilizaron más de 19 mil niños y jóvenes que cruzaron la frontera de Estados Unidos con México sin acompañantes.

La migración irregular centroamericana se ha incrementado, pero, lo que preocupa a las autoridades es que ya no solo se trata de adultos o grupos familiares, sino que muchos niños y jóvenes iniciaron esta travesía sin compañía.

De acuerdo a los registros de la Patrulla Fronteriza, entre enero y febrero de 2021, la Patrulla Fronteriza (CBP) contabilizó más de 27,815 son menores centroamericanos y mexicanos, mientras que marzo llegó a 19 mil.

A pesar de los esfuerzos para frenar la migración irregular en los países que conforman el Triángulo Norte, adultos, jóvenes y niños siguen desafiando el camino hacia los Estados Unidos.

Recientemente, el designado para temas migratorios del gobierno de Joe Biden, Ricardo Zúniga, abordó la temática con representantes de Guatemala, Honduras y el Salvador, entre estos, migración irregular, la seguridad, el crecimiento económico y social, así como el combate a la corrupción.

Sin embargo, cada día nuevos migrantes, entre ellos niños y jóvenes, llegan a la frontera para reencontrarse con sus familiares o solicitar asilo, tras huir de la violencia que viven sus países de origen.

Por su parte el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), sostiene que el número de niños migrantes se ha multiplicado en México, situación que ha saturado los albergues.

A través de un comunicado, Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, con sede en Panamá, expresó que el número de niños, niñas y adolescentes migrantes reportados en México ha aumentado considerablemente en lo que va de año, pasando de 380 a casi 3.500.

Asimismo, indicó que la mayoría de menores provienen, en su mayoría, de Honduras, Guatemala, El Salvador y México, lo cual representa al menos el 30% de los migrantes, el mayor porcentaje jamás registrado.

Para Gough, “las familias centroamericanas no están emigrando, están huyendo» de sus países de origen”, al tiempo que cito que familias migrantes en Ciudad Juárez y Tijuana han denunciado violaciones de los derechos humanos durante el viaje, como extorsión, abusos sexuales, secuestros y tráfico de personas.

Con esta sobrepoblación de menores migrantes, el gobierno de Biden ha sido claro en la no expulsión de menores de edad, con excepción de casos en los que forman parte de un núcleo familiar que también sea expulsado.

Alejandro Mayorkas, jefe del Departamento de Seguridad Interior (DHS), manifestó que la agencia de emergencias FEMA apoyará en la tarea de albergar temporalmente a los niños.

El Gobierno insiste en que su frontera no está abierta para recibir a personas indocumentadas y los insta a solicitar el debido proceso desde sus países de origen.

Sobre la migración irregular, el gobierno norteamericano, responsabiliza a su antecesor, Donald Trump, de desmantelar los sistemas para recibir de forma organizada solicitantes de asilo y menores no acompañados.

En el Salvador, el presidente, Nayib Bukele, anunció este vetó en marzo pasado una ley contra el tráfico ilegal de personas aprobada por la Asamblea Legislativa porque «criminaliza a todos sin distinción», según publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

«Soy la última persona que quiere que nuestra gente se vaya. Pero no podemos seguir criminalizando la migración (…) alguien que secuestra y trafica a su víctima es muy diferente de alguien que ayuda a un grupo de gente desesperada a cruzar una frontera», expresó Bukele y apuntó «esta ley será vetada».

La normativa contemplaba penas carcelarias por los delitos de tráfico ilegal de personas de ocho a doce años, por el delito de agrupaciones ilícitas dedicadas al tráfico ilegal de personas y el de obstaculización del debido proceso de tres a seis años de prisión.


Nacionales

UNAPS desmiente amenazas y despidos contra empleados que no marchen este 17 de octubre.

A traves de un comunicado de prensa, la Unión Nacional de Agencias Privadas de Seguridad (UNAPS) reitera que la gremial no promueve este tipo de actividades.

La noticia sobre una supuesta obligatoriedad contra los afiliados para que asistan a la marcha convocada por diversas organizaciones de la sociedad civil, fue desmentida por la UNAPS, la cual aglutina a más de 18,300 colaboradores de seguridad privada del país.

Por medio de un comunicado dirigido a la Comisión de Trabajo de la Asamblea Legislativa, al Ministerio de Trabajo y Previsión Social, al Gobierno y empresa privada en general, la gremial de agencias de seguridad privada, reitera que su marco legal establece claramente que las empresas afiliadas no pueden ni deben promover este tipo de actividades.

Asimismo, expresan que no se hacen responsable de la participación de colaboradores que en uso de su tiempo libre deseen participar en dicho evento y advierten qué si así lo hacen, no pueden hacer uso de uniformes distintivos ni marcas, ya que violan lo establecido en el Código Penal y Ley de los Servicios Privados de Seguridad.

La UNAPS también manifiesta que en los próximos días estarán interponiendo una demanda ante la Fiscalía en contra de las organizaciones o entidades que estén acusándoles de actos o hechos que no son reales, siendo evidente el consentimiento del delito de difamación y otros.

Finalmente, llama a sus colaboradores a no dejarse engañar por individuos u organizaciones que únicamente buscan utilizarlos y les recuerdan que el interés y objetivos de la UNAPS es velar por los intereses de los mismos y de sus colaboradores.

Seguir leyendo

Centroamérica

El Salvador compra Bitcoin “en tendencia bajista” a medida que caen las principales monedas.

En medio de una caída del mercado de la criptomoneda más amplia, el presidente de El Salvador compra para agregar 150 bitcoins al acumulado del país.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, reveló que el país latinoamericano ha comprado 150 Bitcoin más mientras los precios bajaban el lunes por la mañana.

Según los datos de CoinGecko, la criptomoneda líder se desplomó un 6,9% en las últimas 24 horas, cayendo alrededor de $ 45.000.

Otras criptomonedas principales, incluídas Cardano (ADA), XRP , Solana (SOL) y Polkadot (DOT), arrojaron dos dígitos durante el día, mientras que Ethereum , la segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado, ha bajado un 9.2%, cotizando para esa fecha $ 3,137. 

«They can never beat you if you buy the dips.» (Nunca pueden vencerte si compras en las caídas) tuiteó Bukele, y agregó que esto bien puede considerarse un «consejo presidencial».

Con la última compra, El Salvador ahora tiene 700 Bitcoin por valor de aproximadamente $ 31 millones.

El gobierno de Bukele compró sus primeros 400 Bitcoin el 6 de septiembre, un día antes de que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en reconocer formalmente la criptomoneda como moneda de curso legal.

Bitcoin cotizaba justo por debajo de los 53.000 dólares en ese momento, pero se desplomó en más del 10% al día siguiente del lanzamiento de la billetera Chivo Wallet oficial de El Salvador, con problemas técnicos que estropearon el inicio del experimento criptográfico del país.

Sin embargo, El Salvador aprovechó rápidamente la oportunidad con una compra de 150 Bitcoin más ese mismo día, lo que aumentó las reservas de la criptomoneda del país a un total de 550 BTC.

Bukele bajo fuego

A medida que continúa la juerga de compras de Bitcoin en El Salvador, el gobierno del país se enfrenta a una investigación sobre sus compras de Bitcoin y la instalación de cajeros automáticos Chivo.

Según un informe de Reuters de la semana pasada, el Tribunal de Cuentas de El Salvador, el organismo que supervisa el gasto público del país, recibió una queja de Cristosal, un grupo de derechos humanos y transparencia, en la que expresó su preocupación por el financiamiento del gobierno de las compras de Bitcoin.

Los ciudadanos también han criticado el experimento de criptoactivos del gobierno.

La semana pasada, en el día de la independencia del país, se intensificaron más protestas en El Salvador, con personas que salieron a las calles con pancartas de «No queremos Bitcoin» y «No a la dictadura» e incluso quemaron un cajero automático de Bitcoin en San Salvador.

Seguir leyendo

Popular