Saltar al contenido

Más compras sin licitación salen a luz

$169,180 gastó salud en iluminación Led de los hospitales Saldaña y Zacamil. La empresa favorecida fue la misma a la que Salud le compró mascarillas de PVC por $3.4 millones.

Bajo la administración de la exministra de Salud, Ana Bendek, se contrató el 9 de marzo pasado, a la empresa  NetworkLat Inversiones, S.A. de C.V. para que cambiar la iluminación del parqueo del hospital Saldaña en carácter de urgencia, ya que recién se había decretado la emergencia sanitaria por Covid-19.

De acuerdo a documentos oficiales este proyecto ejecutado en este nosocomio, ubicado en Los Planes de Renderos, costó $150,740.55, pagados con fondos provenientes de donaciones y del Fopromid.

Esta empresa recibió la invitación directa de Salud para ejecutar la obra el 11 de marzo y solo disponía de un día para hábil para presentar su oferta antes del 12 de marzo.

Un mes después, NetworkLat Inversiones  también modernizó la iluminación del hospital Nacional Dr. Juan Francisco Hernández, de la colonia Zacamil, municipio de Mejicanos, sin pasar por un proceso de licitación pública, según la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP).

El Hospital Nacional Zacamil pagó $169,180.72, con su Fondo General y tampoco paso por licitación. Por ambos proyectos adjudicados por Clasificación de urgencia, Networklat Inversiones obtuvo una suma de 319,921.27 dólares, sin sumar los $3.8 millones que Salud le pagó por el millón de mascarillas que entregaron a policías y militares durante la emergencia por la pandemia de COVID-19.

El 26 de agosto, la Revista  Fáctum reveló que  dicha empresa de origen guatemalteca, especialista en la fabricación de suelas de calzado, había vendido a Salud un millón de mascarillas fabricadas con pvc, sin ser del rubro de salud.

Otra investigación periodística publicó que Salud pagó $1,300,000 de sobreprecio en la compra por esas mascarillas, entregadas a policías y soldados salvadoreños y que no estaban certificadas.

Recientemente la cartera de Salud bajo la responsabilidad de Francisco Alabí, fue allanada por la Fiscalía, quien ha iniciado una investigación por presunta corrupción en la compra de insumos médicos durante la pandemia.

El 9 de noviembre, fiscales iniciaron la revisión, incautaciones de documentos e información almacenada en computadoras y en otros dispositivos electrónicos, incluyendo las del ministro Alabí.

Alabí avaló órdenes de compras irregulares de insumos médicos, entre ellas la de INSEMA, empresa familiar que recibió 225 mil dólares en concepto de compras por botas de hule.

En total, 20 carteras del Ejecutivo están en el foco de la investigación, así como empresas vinculadas a funcionarios del Gobierno Bukele o de políticos vinculados al mandatario con contratos que, en conjunto, superaron el millón de dólares.