Saltar al contenido

Luis Verdi, el asesor argentino de Mauricio Funes ahora susurra al oído de Bukele

El publicista está involucrado en lavado de dinero junto al brasileño Joao Santana, propietario de Polistepeque S.A. de C.V, empresa manejó las relaciones públicas durante la gestión de Funes.

El comunicador argentino y ex asesor del ex presidente Mauricio funes, vuelve a El Salvador para llenarse los bolsillos de dólares, esta vez bajo la sombrilla de Nayib Bukele.

Su misión será levantar la deteriorada imagen de los actuales funcionarios que está salpicada por la malversación de los fondos del Estado y así librar una batalla en las elecciones de 2021.

Verdi no solo participó en la campaña presidencial de Funes, sino que fue el nombrado asesor presidencial y llamado el “brazo derecho” del primer gobernante del FMLN.

También era el hombre de confianza del empresario Joao Santana, amigo de Funes y propietario dePolistepeque, la firma responsable de las relaciones públicas.

En Casa Presidencial, Verdi tenía un equipo paralelo al del secretario de comunicaciones, que hacían las tareas de comunicaciones para garantizar la efectividad.

Lo irónico de esta nueva contratación, es que Bukele ha criticado abiertamente la corrupción del gobierno de su antecesor, pero decide reciclar a sus asesores para que limpien la imagen los perfiles de los candidatos a diputados y alcaldes, muchos de ellos señalados de corrupción.

Además, el mandatario salvadoreño le resta importancia a las acusaciones que lo involucran, junto a Joao Santana y al expresidente de Brasil Lula, en el caso Lava JatoOdebrecht-Petrobras”, compañía petrolera de Brasil.

Hace tres años, Santana fue condenado a cumplir una pena de siete años de prisión efectiva tras ser encontrado culpable del delito de lavado de dinero. Sin embargo, a cambio de una condena flexible y la devolución de  US$21.6 millones, firmaron un acuerdo de delación premiada con los fiscales de la operación Lava Jato, ante quienes revelaron los pagos ilegales por campañas en Brasil, Venezuela, Angola, Panamá y El Salvador.

Nayib Bukele se parece mucho a Funes y aunque lo odia, termina replicando los mismos errores de éste. Ahora, Verdi pasa a la lista de asesores presidenciales donde sus honorarios estarán por encima de los venezolanos.

Pesa a que las “arcas del Estado lucen vacías”, la principal prioridad del presidente es levantar la imagen de su gobierno y para ello, paga $390 mil a empresa de relaciones públicas dirigida por Patrick Dorton, ex asistente estadounidense de Bill Clinton, mientras los empleados públicos están sin salarios.