Connect with us

Corrupción

Las estafas en criptomonedas se han disparado hasta un 1,000 %

pérdidas de más de 80,000 millones de dólares en estafas de criptomonedas, mientras que Chainalysis estima que más de 140,00 millones de dólares en Bitcoins se perdieron por olvidar contraseñas o tener bloqueadas las cuentas.

La fiebre del oro digital está por todas partes y alrededor del mundo, muchas personas han sido timadas por estafadores cibernéticos y según la FTC algunas de las principales fuentes de estafa son los supuestos chivatazos, las réplicas de las carteras de inversión o las estafas piramidales por las que se pide que invierta más o introduzca a otros inversionistas.

6 criptoestafas hasta 2020

El dinero virtual es asociado a riquezas, ya que se piensa que se trata de un método fácil y novedoso para hacer montañas de dinero en poco tiempo, aunque eso está lejos de la realidad.

Sin embargo, estafadores de todo el mundo han aprovechado ese error común para prometer ganancias irreales a todo aquel que “invierta” en sus plataformas, sistemas o tokens mal hechos con el fin de recaudar millones de dólares.

Al respecto BeInCrypto elaboró una lista de las cripto-estafas más grandes hasta 2020.

Milton Group

La empresa se anuncia en redes sociales y también opera bajo los nombres de Cryptobase, CryptoMB y VetoroBanc, pero tras ella, un grupo de teleoperadores multilingües con oficinas en Ucrania, Albania, Georgia o Macedonia del Norte a seguen pautas establecidas para estafar al mayor número posible de personas incautas.

Se calcula que, solo durante 2019 y desde el Call Center de Kiev (Ucrania), el Milton Group logró estafar unos 71.5 millones de dólares, en tan solo tres años de estar funcionando y se supone que hicieron cantidades similares en años anteriores, el total asciende a 214.5 millones de dólares. Eso, sin contar las cifras alcanzadas por los otros Call Centers, por lo tanto, las pérdidas aún no pueden ser calculadas con exactitud.

Mining Max

La minería de criptomonedas  trabaja con el dinero de los compradores, mientras un experto se ocupa del manejo y mantenimiento de las máquinas y del software, para que al final puedas ganar el mayor porcentaje posible de la misma minería.

A ese procedimiento de invertir en mineros que son manejados por empresas expertas en la materia se le conoce como minería en la nube.

Existen varias plataformas dedicadas a ello, donde cada usuario puede escoger un plan a diferente costo. Por supuesto, siempre existe el riesgo de que la parte de los presuntos expertos desaparezca con el dinero o se quede con la mayoría.

Este es el caso de Mining Max, una compañía con sede en Estados Unidos y granjas de minería en Corea del Sur. En sus inicios alrededor de 2016, se presentaba como una plataforma de minería de altcoins en la nube y prometía retornos mensuales a todos sus inversionistas.

Posteriormente, se especializaron en la minería de Ethereum, siendo descubierto su fraude en diciembre de 2017 por las coreanas . (Yonhap News).

 Los administradores de Mining Max recaudaron alrededor de 250 millones de dólares por parte de unos 18,000 inversionistas provenientes de 54 países, incluyendo a Estados Unidos, Japón, China y la propia Corea del Sur.

Se cree que solo 80 millones fueron invertidos en máquinas mineras, mientras que 110 millones acabaron en cuentas bancarias de paraísos fiscales. El resto se usó para pagar a los inversionistas mayores, quienes, a su vez, recibían dinero de los niveles más bajos de usuarios, en lo que se convirtió en un esquema piramidal.

Si bien el sitio de Mining Max fue dado de baja, en su lugar, opera BTC Mining Max, una sospechosa plataforma de inversión en empresas blockchain.

Modern Tech (Pincoin y iFan)

Esta compañía se presentó en Vietnam como la representante de dos Ofertas Iniciales de Moneda (ICO), donde se venderían los tokens Pincoin y iFan. El primero se ofrecía como una oportunidad de inversión con retornos mensuales (e inexplicables) de hasta 40%; mientras que el segundo prometía ser el combustible de una nueva red social para artistas.

Con esta fachada, Modern Tech se estructuró como un esquema piramidal donde los mayores y más antiguos inversionistas eran los más beneficiados.

Para poder unirse a la plataforma, se solicitaba a cada nuevo integrante “invertir” un mínimo de 1.000 dólares en los tokens mencionados; los cuales, en realidad, nunca valieron tanto.

Para 2018, ninguna de las ganancias prometidas estaba siendo ya pagada. Modern Tech eliminó todas sus redes sociales y nunca apareció en sus presuntas oficinas.

La estafa rondó los 666 millones de dólares por parte de unas 32.000 personas. Aún los culpables no han sido atrapados.

BitClub Network

Otro caso fraudulento de minería en la nube, aunque sin duda más grave que Mining Max. Desde 2014, se ofrecen allí planes que van de los 50 a los 100.000 dólares a cambio de supuestas ganancias entre el 5 y el 12% de la inversión.

En diciembre de 2019, las autoridades estadounidenses intervinieron en la plataforma, que se reveló como nada más que un esquema piramidal, donde los nuevos inversionistas pagaban a los antiguos. Nunca hubo actividad minera como tal y tres de los promotores fueron arrestados. Dos más aún están en búsqueda y captura.

Sin embargo, la página de BitClub continúa en línea. Eso pese a que ya fueron robados unos 722 millones de dólares gracias a ella.

PlusToken

Esta plataforma se considera la gran cripto-estafa del 2019. De orígenes asiáticos, con fuerte presencia en China, Corea del Sur y Japón, es similar a la vietnamita Modern Tech. La principal oferta de este sistema era el token PLUS que  sería capaz de retornar a los inversionistas entre un 9 y un 20% mensual.

La cantidad timada por esta plataforma fue alrededor de 3 mil millones de dólares por parte de más de 3 millones de víctimas. Gran parte de lo estafado fueron cantidades en criptomonedas que aún rondan por la red: Bitcoin, Ethereum, EOS y OmiseGo.

OneCoin

Es llamada la reina de todas las cripto-estafas hasta la fecha. Opera con un esquema piramidal de larga data y a nivel global, que ha tenido fuerte presencia en el mundo hispano.

Según explican ellos mismos, OneCoin es una criptomoneda con una cadena de bloques privada y una plataforma de aprendizaje sobre el criptomundo. Las firmas OneLife, OneAcademy y OneWorldFundation son parte del mismo esquema.

Mediante OneLife y OneAcademy se ofrecen varios “paquetes educativos” que van desde los 110 hasta los 55.555 dólares. Por su parte, OneWorldFundation se presenta como una organización caritativa para niños que acepta donaciones en OneCoins, PayPal, transferencia bancaria y tarjetas de débito y crédito.

Estos “onecoins” nunca estuvieron listados en ninguna exchange y la única forma de cambiarlos a dinero fíat era en el OneCoin Exchange, un mercado interno solo para miembros. Claro esto fue hasta 2017, cuando el exchange cerró sin previo aviso.

La estafa es de unos 4.000 millones de dólares recaudados a nivel global en numerosos países. Otras fuentes calculan que serían hasta 19.4 mil millones de dólares desaparecidos por culpa de este esquema. Las páginas y redes sociales de OneLife continúan en funcionamiento, así que conviene evitarlas.

BitConnect (Mención honorífica)

El caso de BitConnect (BCC) fue distinto al de otras cripto-estafas, pues, de hecho, se trató en su momento de una criptomoneda descentralizada. Y todas las criptomonedas descentralizadas basan su valor mayormente en la confianza, por lo que el BCC logró escalar muy alto en la lista de criptomonedas por capitalización de mercado a partir de su lanzamiento en 2016.

El precio por token llegó hasta un máximo de 476 dólares, mientras que su capitalización superó los 2.100 millones de dólares para enero de 2018.

Texas State Securities Board emitió una orden de cierre para BitConnect, alegando que solo se trataba de un esquema piramidal y que estaba engañando a sus inversionistas.

No muchos días después, el 17 de enero de 2018, el equipo de BitConnect (que se mantenía en el anonimato) decidió cerrar sin más su plataforma de préstamos y el precio del token se vino abajo en picada.

Los usuarios de la criptomoneda comenzaron a venderla en masa para evitar más pérdidas, así que es difícil saber cuánto se perdió realmente debido a este esquema.

Centroamérica

El Salvador compra Bitcoin “en tendencia bajista” a medida que caen las principales monedas.

En medio de una caída del mercado de la criptomoneda más amplia, el presidente de El Salvador compra para agregar 150 bitcoins al acumulado del país.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, reveló que el país latinoamericano ha comprado 150 Bitcoin más mientras los precios bajaban el lunes por la mañana.

Según los datos de CoinGecko, la criptomoneda líder se desplomó un 6,9% en las últimas 24 horas, cayendo alrededor de $ 45.000.

Otras criptomonedas principales, incluídas Cardano (ADA), XRP , Solana (SOL) y Polkadot (DOT), arrojaron dos dígitos durante el día, mientras que Ethereum , la segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado, ha bajado un 9.2%, cotizando para esa fecha $ 3,137. 

«They can never beat you if you buy the dips.» (Nunca pueden vencerte si compras en las caídas) tuiteó Bukele, y agregó que esto bien puede considerarse un «consejo presidencial».

Con la última compra, El Salvador ahora tiene 700 Bitcoin por valor de aproximadamente $ 31 millones.

El gobierno de Bukele compró sus primeros 400 Bitcoin el 6 de septiembre, un día antes de que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en reconocer formalmente la criptomoneda como moneda de curso legal.

Bitcoin cotizaba justo por debajo de los 53.000 dólares en ese momento, pero se desplomó en más del 10% al día siguiente del lanzamiento de la billetera Chivo Wallet oficial de El Salvador, con problemas técnicos que estropearon el inicio del experimento criptográfico del país.

Sin embargo, El Salvador aprovechó rápidamente la oportunidad con una compra de 150 Bitcoin más ese mismo día, lo que aumentó las reservas de la criptomoneda del país a un total de 550 BTC.

Bukele bajo fuego

A medida que continúa la juerga de compras de Bitcoin en El Salvador, el gobierno del país se enfrenta a una investigación sobre sus compras de Bitcoin y la instalación de cajeros automáticos Chivo.

Según un informe de Reuters de la semana pasada, el Tribunal de Cuentas de El Salvador, el organismo que supervisa el gasto público del país, recibió una queja de Cristosal, un grupo de derechos humanos y transparencia, en la que expresó su preocupación por el financiamiento del gobierno de las compras de Bitcoin.

Los ciudadanos también han criticado el experimento de criptoactivos del gobierno.

La semana pasada, en el día de la independencia del país, se intensificaron más protestas en El Salvador, con personas que salieron a las calles con pancartas de «No queremos Bitcoin» y «No a la dictadura» e incluso quemaron un cajero automático de Bitcoin en San Salvador.

Seguir leyendo

Centroamérica

Por corruptos, usurpadores y antidemocráticos, EEUU agrega a lista Engel a magistrados impuestos por Bukele

El Salvador vuelve a  ser sancionado por  el gobierno de Joe Biden, tras el nombramiento inconstitucional de los magistrados, que se suman a la nómina de personajes cercanos a la lista al presidente Bukele señalados de corruptos.

Según el Departamento de Estado, “Elsy Dueñas de Avilés, Óscar Alberto López Jerez, Héctor Nahún Martínez García, José Ángel Pérez Chacón y Luis Javier Suárez Magaña, magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, socavaron el proceso democrático y las instituciones al aceptar ser nombrados por la Asamblea Legislativa en un proceso que parece haber contravenido la Constitución de El Salvador”.

El comunicado dado a conocer este lunes, afirma que “los cinco magistrados previos fueron abruptamente removidos sin una causa legítima después de que la nueva Asamblea Legislativa tomó posesión el 1 de mayo”.

Asimismo, señala que “los magistrados nuevos declararon que su instalación fue constitucional” y “socavaron los procesos democráticos y la institucionalidad al aprobar una interpretación controversial de la Constitución que autoriza la reelección del presidente a pesar de una prohibición expresa de la Constitución”.

El informe del Departamento de Estado, también acusa  de usurpación al máximo tribunal desde el golpe del 1 de mayo, y que  los abogados emitieron el 3 de septiembre una resolución que viola lo que la Constitución abiertamente establece, cuando avalaron la reelección consecutiva del presidente de la República.

Su inclusión a la lista de Actores corruptos y No democráticos, obedece al compromiso de fortalecer la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas del triángulo Norte.

La sanción implica que estas personas pierden automáticamente su visa americana y quedan abiertas a que otras instancias del gobierno de Estados Unidos amplíen las acciones que consideren pertinentes en este caso.

Los cinco magistrados se suman a la vergonzosa lista Engel en la que ya están el ministro de Trabajo, Rolando Castro; su jefa de gabinete, Carolina Recinos; su director de Centros Penales, Osiris Luna; sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, respectivamente; su secretario jurídico, Conan Castro; así como el influenciador de su gobierno, Walter Araujo.

Sobre el tema, Jean Manes ,encargada de Negocios de la Embajada Americana en El Salvador,  manifestó que “Estados Unidos agrega a estas personas tras ser nombrados inconstitucionalmente (1 de mayo) y emitir una resolución contraria a la Constitución salvadoreña (3 de septiembre). Ambas acciones socavan la democracia de El Salvador”.

La inclusión de los cinco magistrados tomó por sorpresa al presidente Bukele quien no dejó pasar el momento y restó importancia a la Lista Engel al calificarla como una injerencia y que “queda claro que la lista no tiene nada que ver con corrupción”, escribió en su cuenta de twitter.

Seguir leyendo

Popular