Saltar al contenido

Las costosas remodelaciones en el gobierno de Bukele quiebran al país.

54 mil gastó la Corporación Salvadoreña del Turismo (CORSATUR) por remodelar oficinas y cambiar puertas en la sede central.

De acuerdo a la orden de compras 132/2019 y 140/2019 en poder del periódico digital Noticias El Confidencial SV, esta dependencia aprovechó las arcas del Estado para hacer cambios estéticos en las instalaciones.

Según consta en el documento, estos trabajos de remodelación se realizaron a finales de diciembre de 2019, por un monto de $23,771 y una segunda orden por $31, 707. En esta última se detalla el suministro e instalación de 71 puertas tipo 1 en oficinas centrales, con un precio unitario de $384.20.

Adicional, se sumaron 6 puertas tipo 2 por un monto de $2,169 y $2,260 por 5 puertas tipo 3, todas para las oficinas centrales, haciendo un total de $54 mil solo en la sustitución de puertas. El responsable de dichas órdenes recae sobre el arquitecto Francisco Portillo.

Todas las mejores realizadas, según los mismos empleados fueron innecesarias, a parte de restar fondos al Estado para enfrentar tanto la pandemia como las afectaciones de las dos tormentas tropicales recién pasadas.

Dichos gastos, han generado malestar entre la población, incluso entre los mismos seguidores del presidente Bukele, ya que antes y durante la crisis sanitaria, el gobierno se ha quejado de la falta de recursos y culpando a otros de negar los fondos, pero sus funcionarios no escatimaron gastarlos.

Recientemente, salió a luz pública el gasto de remodelaciones, compra de una lujosa mesa de billar y consola de videos juegos por parte del Ministerio de Obras Públicas, una cartera que maneja millonarios fondos para la construcción del Hospital Cifco, el cual solo les llevaría tres meses construirlos y que sería para la población afectada por covid-19.

CORSATUR , MOPT, Salud, CEPA, son algunas de las instituciones gubernamentales que han invertido miles de dólares, priorizando sus exigentes gustos como los de Presidencia que hizo una compra en café gourmet que asciende a $134,866.86.

Con este despilfarro, pospusieron las necesidades de los médicos y que ha dejado más de 100 profesionales fallecidos en su lucha contra el coronavirus.

Hoy estos mismos guerreros y héroes, nombrados así por el gobierno, reclaman por los descuentos de salarios autorizados por presidencia por haberse incapacitado de covid, veteranos de guerra exigiendo una pensión y el transporte colectivo que se encuentra en paro parcial por la falta de la compensación que el Ejecutivo debe a este sector.

Este panorama no es alentador para economistas quienes han advertido al presidente sobre las consecuencias por el nivel de endeudamiento del país en un año de gestión

Por su parte, el gremio de industriales salvadoreños sostiene, que la deuda en el país podría alcanzar el 100% en el 2023. Asímismo, en el reporte de Barclays se detalla que las necesidades de financiamiento del gobierno lo obligaran a salir de nuevo al mercado por falta de espacio fiscal debido a su mala y poca transparente administración.