Connect with us

Corrupción

Bukele solicita $2,000 millones para emergencia por coronavirus

Las fracciones de ARENA y FMLN analizan la nueva petición de dinero del mandatario.  Aseguran que no le darán un “cheque en blanco”.

La declaratoria de cuarentena ante la amenaza de pandemia de coronavirus, llevó al ejecutivo a solicitar más fondos para “apalear” la crisis  que aún no se vive en El Salvador.

Carlos Reyes y Schafik Hándal dicen que analizarán la petición con sus respectivos controles para dar respuesta y que no piensen que con esos $2,000 millones «comenzó su fiesta».

El diputado Reyes asegura que está con toda la disponibilidad de analizar y buscar mecanismos para apoyar al Ejecutivo y cualquier propuesta que venga a palear esta crisis que se está viviendo y su impacto económico.

Asimismo recalcó que debe de haber transparencia sobre el uso de los fondos, ya que la ley manda que al final se hagan todos los reportes financieros necesarios del uso de los mismos.

“Que no vaya a pensar ningún funcionario que aquí comenzó su fiesta y que definitivamente usarán los recursos del Estado para realmente abusar o no utilizar los fondos para lo que se necesite como en este caso que ha sido declarado como una pandemia”, exhortó Reyes.

Esta misma opinión la comparte el subjefe de fracción del FMLN, Jorge Schafik Hándal, quien  exige que los controles sean más rigurosos, ya que  el Ejecutivo está solicitando una cuantiosa cantidad de dinero y que a su juicio, es muy alta considerando que ni Canadá ha previsto un monto así para combatir COVID 19.

“Explique en que va ocupar este dinero y después no nos quieran tirar encima a la opinión pública porque le han metido un gran pánico con respecto al coronavirus, este no puede ser un cheque en blanco para que cualquiera se recete lo que le venga en gana y después vamos a estar llorando sobre la leche derramada”, puntualizó el dirigente del FMLN

“Primero, dijo, ¿de dónde sacará esos $2,000 millones, cómo los piensa invertir? ¿cuál es el plan que se tiene para palear la crisis y el uso de estos $ 2, 000 millones de dólares?”, cuestionó Hándal.

En cuanto al origen de este nuevo préstamo, Reyes precisó que según Bukele tienen una oferta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de otorgarles ese dinero al cero por ciento de intereses, “si eso es así, vamos a esperar que llegue a la Asamblea y analizarlo y estamos en la disposición de aprobar todo lo que venga en beneficio del pueblo salvadoreño y minimizar  el  impacto”.

Algunos analistas ven con cierta reserva la cantidad que el presidente Bukele pide que se apruebe, sobre todo por considerar que se trata de una enfermedad que no demanda de tanto dinero y que por el momento no se reportan personas contagiadas.

Lo que si ven con buenos ojos es la prevención y es allí donde deben ser enfocados los planes de contingencia para frenar su propagación, el cual no demanda montos tan grandes. 

En  enero pasado, el  Gobierno destinó $8.6 millones de forma preventiva para atender cualquier emergencia que se suscite en el marco de la aparición del nuevo virus respiratorio del tipo coronavirus.

Para evitar estas dudas, políticos y sector privado exigen transparencia  para no desviar el dinero a proyectos que no están relacionados con la cuarentena.

Uno de los atrasos para la aprobación de los $109 millones fue la falta de transparencia  y la nueva deuda de $2,000 millones no es la excepción. De acuerdo con los más recientes datos del Banco Mundial, El Salvador es el cuarto país en América Latina con más endeudamiento, solo precedido por Venezuela, Argentina y Brasil.

Centroamérica

Por corruptos, usurpadores y antidemocráticos, EEUU agrega a lista Engel a magistrados impuestos por Bukele

El Salvador vuelve a  ser sancionado por  el gobierno de Joe Biden, tras el nombramiento inconstitucional de los magistrados, que se suman a la nómina de personajes cercanos a la lista al presidente Bukele señalados de corruptos.

Según el Departamento de Estado, “Elsy Dueñas de Avilés, Óscar Alberto López Jerez, Héctor Nahún Martínez García, José Ángel Pérez Chacón y Luis Javier Suárez Magaña, magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, socavaron el proceso democrático y las instituciones al aceptar ser nombrados por la Asamblea Legislativa en un proceso que parece haber contravenido la Constitución de El Salvador”.

El comunicado dado a conocer este lunes, afirma que “los cinco magistrados previos fueron abruptamente removidos sin una causa legítima después de que la nueva Asamblea Legislativa tomó posesión el 1 de mayo”.

Asimismo, señala que “los magistrados nuevos declararon que su instalación fue constitucional” y “socavaron los procesos democráticos y la institucionalidad al aprobar una interpretación controversial de la Constitución que autoriza la reelección del presidente a pesar de una prohibición expresa de la Constitución”.

El informe del Departamento de Estado, también acusa  de usurpación al máximo tribunal desde el golpe del 1 de mayo, y que  los abogados emitieron el 3 de septiembre una resolución que viola lo que la Constitución abiertamente establece, cuando avalaron la reelección consecutiva del presidente de la República.

Su inclusión a la lista de Actores corruptos y No democráticos, obedece al compromiso de fortalecer la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas del triángulo Norte.

La sanción implica que estas personas pierden automáticamente su visa americana y quedan abiertas a que otras instancias del gobierno de Estados Unidos amplíen las acciones que consideren pertinentes en este caso.

Los cinco magistrados se suman a la vergonzosa lista Engel en la que ya están el ministro de Trabajo, Rolando Castro; su jefa de gabinete, Carolina Recinos; su director de Centros Penales, Osiris Luna; sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, respectivamente; su secretario jurídico, Conan Castro; así como el influenciador de su gobierno, Walter Araujo.

Sobre el tema, Jean Manes ,encargada de Negocios de la Embajada Americana en El Salvador,  manifestó que “Estados Unidos agrega a estas personas tras ser nombrados inconstitucionalmente (1 de mayo) y emitir una resolución contraria a la Constitución salvadoreña (3 de septiembre). Ambas acciones socavan la democracia de El Salvador”.

La inclusión de los cinco magistrados tomó por sorpresa al presidente Bukele quien no dejó pasar el momento y restó importancia a la Lista Engel al calificarla como una injerencia y que “queda claro que la lista no tiene nada que ver con corrupción”, escribió en su cuenta de twitter.

Seguir leyendo

Corrupción

Nayib Bukele figura entre las 100 personas más influyentes según la Revista Times, pero no por buenas razones.

La revista Times ha publicado este día un listado de las 100 personas más influyentes del 2021, entre los que se encuentre el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en la misma figuran personajes como Joe Biden, Simone Biles, Donald Trump, entre otros.

Pero figurar en esta lista no es sinónimo de beneficio para la imagen del presidente, ya que lo que lo caracteriza, según el pequeño artículo escrito por Daniel Lizárraga (periodista mexicano expulsado del país) es su autoritarismo, su palabra que se torna incuestionable, y de intentar contradecirle, él y su aparato propagandístico se encagará de destruir a quien lo haga en redes, y si insiste, perseguido y entregado a las autoridades.

La nota completa y traducida está acá:

«En el 23 de agosto, El Faro, el periódico salvadoreño del que soy editor, publicó una investigación sobre las negociaciones entre el gobierno del presidente Nayib Bukele y las pandillas de El Salvador . El presidente desestimó el informe en un tuit y luego acusó sin fundamento a El Faro de mentir.

Este es el talento de un presidente que no ha tolerado críticas ni oposición. En 2020, Bukele llegó al parlamento rodeado de soldados armados para presionar a los legisladores para que aprobaran su presupuesto. En mayo, ordenó la destitución de los jueces de la Corte Suprema, y ​​ahora, los nuevos nombrados han dictaminado que los presidentes pueden cumplir dos mandatos consecutivos.

El asalto del gobierno a El Faro, que también incluye mi expulsión del país en julio, tiene como objetivo castigar al periódico por el pecado de intentar entregar la mejor información a la gente. Para Bukele, las palabras del gobierno son incuestionables, y quien diga lo contrario primero es destruído en las redes sociales y, si insiste, entregado a las autoridades.

Lizárraga es periodista»

Seguir leyendo

Popular