Saltar al contenido

Falla en subestación eléctrica de Hospital El Salvador deja al menos 15 fallecidos por falta de oxígeno

 Información que circula en redes sociales apunta a raíz del accidente  se cortó la energía y la planta de emergencia no tenía combustible.

Un médico del nuevo hospital Cifco, denunció el hecho y  lo calificó como negligencia por parte de las autoridades de Salud, las cuales mantienen en silencio de lo sucedido y que habría cobrado la vida de 15 pacientes.

Los informes médicos de los fallecidos, indican que la causa fue por paro respiratorio y  que se practicaron los respectivos protocolos, ocultando las verdaderas causas de muerte de estas personas.

De acuerdo al profesional de salud, dentro del hospital hay muchas irregularidades  que atentan contra la vida de los pacientes, incluso del mismo personal,  y no es la primera vez se registran hechos relacionados con negligencia.

Durante la inauguración de la primera fase del Cifco , el presidente Bukele dijo que serían 400 camas y que con ello se descongestionaría otros hospitales de la red pública, pero la realidad es que el número de pacientes ingresados  aquí es mínimo, señalan el personal que labora en Cifco.

El gobierno, a través de la Comisionada Presidencial, Carolina Recinos, justificó que por ser un “hospital de reserva”, solo se reciben pacientes referidos, obligando al resto de hospitales a una saturación y con limitaciones de insumos para atender.

Gobierno es responsable de las muertes de médicos

Sobre la situación en los hospitales del país y del gremio, el  reconocido neurocirujano oncólogo, el doctor Eduardo Lovo, opinó que por  no tener un hospital transitorio para covid-19, se infectó a toda la red.

A su juicio, la falta de criterios e insumos médicos, más la improvisación, provocó que El Salvador tenga las tazas de mortalidad de médicos y personal de salud más alta del mundo, y no dudó en responsabilizar al ministro Francisco Alabí de las muertes de sus colegas e incluso solicitó al funcionario que renunciara.

Lovo,  también pidió al titular de Salud que por ética denuncie la corrupción que hay al más alto nivel y la falta de transparencia, en relación al cambio de la denominación de las mascarillas para facilitar el trámite aduanero, “es un delito” y pone en riesgo la vida del personal de salud, apuntó.

Por su parte, recientemente la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)  le ordenó y le recordó al funcionario que están a la espera del informe sobre el personal que se ha contagiado o fallecido por covid-19, pero el ministro, respondió que  esos listados se están trabajando y se excusó en la pandemia, pero  que realizan un trabajo en paralelo sin precisar cuándo lo tendrá listo. Francisco Alabí,  no solo es señalado por ser el responsable de la muerte del personal que está en primera línea, sino también es señalado por aprovecharse de su cargo y autorizar una compra por $225 mil  a la  empresa  Autodo S.A. de C.V. que se dedica a vender repuestos para vehículos y cuya presidenta y representante legal es Celina Quiñónez, tía política de Alabi. Sobre esto, Bukele guarda silencio.