Saltar al contenido

Empresa UDP NEC Ciudad Segura pone aviso de demanda a comuna capitalina por contrato de viedovigilancia.

Por “causa de agravio”  en dos acuerdos en el proceso de licitación, la compañía  japonesa presentó aviso de demanda ante la Cámara de lo Contencioso Administrativo de Santa Tecla.

La cuestionada adjudicación del proyecto de vieovigilancia a la empresa EyeTech Solutions S.A. de C.V. (ETS), el pasado 17 de enero 2020, le costará otra demanda al concejo municipal de Erneso Muyshondt.

Esta vez, la acción  procede de la empresa  UDP NEC Ciudad Segura, la cual también participó en la licitación con una oferta mucho menor a la que presentó la compañía mexicana, investigada por lavado de dinero. 

Un equipo de investigación de El Diario de Hoy, tuvo acceso al escrito y según este medio,  UDP NEC Ciudad Segura, solicita que se dicten medidas cautelares como suspender la ejecución del contrato que el concejo de San Salvador autorizó.

La concesión de servicio público del sistema de monitoreo y plataforma tecnológica de Smart City (Ciudad Inteligente) para la prevención de la violencia, delincuencia y desarrollo local en el municipio de San Salvador, costará a los contribuyentes de este municipio un nuevo impuesto del 4% para parar en 15 años  una deuda de $84.8 millones.

Para UDP NEC, los actos realizados por el concejo de San Salvador durante el proceso de licitación, le “causan agravio directo” a la UDP (Unión de Personas, formada para competir en la licitación) y al patrimonio de la misma.

Por ello, los demandantes pretenden impugnar los dos actos. El primero es el acuerdo municipal Nº 4.4 que adoptó el 17 de enero 2020 cuando adjudicó el contrato a ETS; y el segundo es el acuerdo Nº 5 tomado el 10 de febrero 2020 en el que declara “sin lugar” el recurso de revisión que interpuso UDP NEC, se detalla en el documento.

En ese último,  se confirma la adjudicación de la licitación a ETS y dieron instrucciones a las unidades involucradas a continuar con todos los trámites relacionados a la licitación, se plantea en el aviso de demanda.

La empresa japonesa argumenta que en ambos acuerdos hay “vicios de ilegalidad” entre estos: falta de notificación íntegra del acto de adjudicación; violación al derecho de defensa, violación al principio de igualdad; y no se adjudicó el contrato a la oferta más ventajosa para la administración (alcaldía).

En el  aviso de demanda, se aclara que la alcaldía le adjudicó el contrato de concesión de la videovigilancia a la otra empresa, en este caso a ETS, cuando NEC había ofertado por $5 millones menos por dar el mismo servicio.

NEC dice que en esos acuerdos el concejo “violó” varias cláusulas de las bases de licitación, y que en el procedimiento de contratación pública cometió “error de Derecho” al aplicar la Lacap (Ley de Adquisición y Contratación de la Administración Pública) y no la Ley de Asocio Público Privado.

UDP NEC pide medidas cautelares
La empresa japonesa solicita a la Cámara de lo Contencioso Administrativo que admitan el aviso de demanda contra el Concejo Municipal de San Salvador y al mismo tiempo, se suspendan los efectos de los actos a impugnar, en este caso los dos acuerdos municipales.

Además, pide que “de haberse llevado a cabo la firma del contrato, se ordene al Concejo Municipal de San Salvador que no gire la orden de inicio del contrato para que no se ejecute el mismo, que surgió en función de los actos ilegales que se impugnarán en sede jurisdiccional”. NEC le solicita a la Cámara que le requiera al concejo capitalino el expediente con los acuerdos que quiere impugnar y que les permita “reproducir por cualquier medio tecnológico dicho expediente…”.