Connect with us

Corrupción

El Salvador está en crisis, pero Bukele se enfoca en ganar las elecciones 2021.

Para los representantes de esta organización es lamentable qué, en medio de una crisis, el gobierno reste importancia a la misma y mueva todo el aparato estatal hacia la contienda política del próximo año.

El Movimiento de Profesionales por la Transformación de El Salvador (PROES), señaló la crisis que vive el país se profundiza, mientras el presidente Bukele continúa en una ilegal carrera electoral.

Para los representantes de esta organización es lamentable qué, en medio de una crisis, el gobierno reste importancia a la misma y mueva todo el aparato estatal hacia la contienda política del próximo año.

De acuerdo a sus valoraciones, la economía de El Salvador está en riesgo, ya que el volumen de la actividad económica disminuyó -9.3% en el primer semestre del año.

Asimismo, mencionan que el impacto ha sido evidente y uno de los rubros que más afectados ha sido el de la construcción, registrando un -37%, comercio con .18%, mientras que la industria manufacturera experimentó un .15%.

En su análisis detallan también que las actividades profesionales, científicas, técnicas, administrativas, entre otros servicios, con un -10%. Por su parte el agro cayó en un -2%.

Las exportaciones de bienes bajaron un -24% entre los meses de enero y agosto, con respecto al mismo período de 2019, porcentajes que reflejan un estancamiento en la economía nacional.

Otro de los indicadores que evaluaron son los que corresponden a lo social y donde ven un deterioro significativo. Estiman que alrededor de 75 mil personas han perdido su empleo en sector formal debido a la cuarentena obligatoria por Covid-19, sin contabilizar los cientos de miles de trabajadores informales que perdieron las fuentes de ingreso.

PROES también contempla qué, al finalizar el año, unas 600,000 personas habrán caído en la pobreza debido a un recorte de $22.1 millones a los programas específicos o con sesgos implícitos hacia las mujeres.

En los temas de Salud, consideran que el gobierno no tiene un abordaje integral, abandonó a los grupos más vulnerables y le ha recortado el presupuesto del 2020,US$21.5 millones al primer nivel de atención (adicionales a los US$33.5 millones que ya se había recortado con respecto al presupuesto de 2019).

Además, le restó a los hospitales nacionales US$39.8 millones a los hospitales, pero hace millonarias inversiones “en un elefante blanco que construye en el CIFCO”.

Llama la atención, dicen, que pese a disponer de alrededor de US$2,200 millones adicionales al presupuesto de 2020, provenientes de deuda externa e interna (incluyendo las últimas CETES vendidas), el Gobierno no le transfiere a las alcaldías los recursos que establece la ley, no le da la pensión a los adultos mayores ni garantiza la de los veteranos de guerra, le debe las semillas a los agricultores y no financia la producción local sino la importación de alimentos.

Esta indiferencia por parte del gobierno, ha generado un creciente malestar social. Hay protestas de veteranos de guerra, agricultores, personas que laboran en las alcaldías y pobladores comunitarios.

Esta situación apunta, según PROES a indicios de corrupción pública, la cual cobra fuerza tras las renuncias del ministro de hacienda, la superintendente del sistema financiero y el presidente del Banco Central de Reserva, quien desmintió al presidente Nayib Bukele sobre la supuesta carencia de recursos públicos.

Sin embargo, el grave deterioro económico, sanitario, educativo y social, no es la prioridad para un gobierno que hizo muchas promesas que nada más quedaron impresas en un plan de gobierno casi desconocido.

Finalmente, concuerdan que esta administración presidencial no le interesa enfrentar la crisis integral, sino confrontar con quienes le critican, atacar a la Asamblea Legislativa, violar las leyes y manipular la opinión pública para garantizar buenos resultados electorales.

Centroamérica

Por corruptos, usurpadores y antidemocráticos, EEUU agrega a lista Engel a magistrados impuestos por Bukele

El Salvador vuelve a  ser sancionado por  el gobierno de Joe Biden, tras el nombramiento inconstitucional de los magistrados, que se suman a la nómina de personajes cercanos a la lista al presidente Bukele señalados de corruptos.

Según el Departamento de Estado, “Elsy Dueñas de Avilés, Óscar Alberto López Jerez, Héctor Nahún Martínez García, José Ángel Pérez Chacón y Luis Javier Suárez Magaña, magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, socavaron el proceso democrático y las instituciones al aceptar ser nombrados por la Asamblea Legislativa en un proceso que parece haber contravenido la Constitución de El Salvador”.

El comunicado dado a conocer este lunes, afirma que “los cinco magistrados previos fueron abruptamente removidos sin una causa legítima después de que la nueva Asamblea Legislativa tomó posesión el 1 de mayo”.

Asimismo, señala que “los magistrados nuevos declararon que su instalación fue constitucional” y “socavaron los procesos democráticos y la institucionalidad al aprobar una interpretación controversial de la Constitución que autoriza la reelección del presidente a pesar de una prohibición expresa de la Constitución”.

El informe del Departamento de Estado, también acusa  de usurpación al máximo tribunal desde el golpe del 1 de mayo, y que  los abogados emitieron el 3 de septiembre una resolución que viola lo que la Constitución abiertamente establece, cuando avalaron la reelección consecutiva del presidente de la República.

Su inclusión a la lista de Actores corruptos y No democráticos, obedece al compromiso de fortalecer la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas del triángulo Norte.

La sanción implica que estas personas pierden automáticamente su visa americana y quedan abiertas a que otras instancias del gobierno de Estados Unidos amplíen las acciones que consideren pertinentes en este caso.

Los cinco magistrados se suman a la vergonzosa lista Engel en la que ya están el ministro de Trabajo, Rolando Castro; su jefa de gabinete, Carolina Recinos; su director de Centros Penales, Osiris Luna; sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, respectivamente; su secretario jurídico, Conan Castro; así como el influenciador de su gobierno, Walter Araujo.

Sobre el tema, Jean Manes ,encargada de Negocios de la Embajada Americana en El Salvador,  manifestó que “Estados Unidos agrega a estas personas tras ser nombrados inconstitucionalmente (1 de mayo) y emitir una resolución contraria a la Constitución salvadoreña (3 de septiembre). Ambas acciones socavan la democracia de El Salvador”.

La inclusión de los cinco magistrados tomó por sorpresa al presidente Bukele quien no dejó pasar el momento y restó importancia a la Lista Engel al calificarla como una injerencia y que “queda claro que la lista no tiene nada que ver con corrupción”, escribió en su cuenta de twitter.

Seguir leyendo

Corrupción

Nayib Bukele figura entre las 100 personas más influyentes según la Revista Times, pero no por buenas razones.

La revista Times ha publicado este día un listado de las 100 personas más influyentes del 2021, entre los que se encuentre el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en la misma figuran personajes como Joe Biden, Simone Biles, Donald Trump, entre otros.

Pero figurar en esta lista no es sinónimo de beneficio para la imagen del presidente, ya que lo que lo caracteriza, según el pequeño artículo escrito por Daniel Lizárraga (periodista mexicano expulsado del país) es su autoritarismo, su palabra que se torna incuestionable, y de intentar contradecirle, él y su aparato propagandístico se encagará de destruir a quien lo haga en redes, y si insiste, perseguido y entregado a las autoridades.

La nota completa y traducida está acá:

«En el 23 de agosto, El Faro, el periódico salvadoreño del que soy editor, publicó una investigación sobre las negociaciones entre el gobierno del presidente Nayib Bukele y las pandillas de El Salvador . El presidente desestimó el informe en un tuit y luego acusó sin fundamento a El Faro de mentir.

Este es el talento de un presidente que no ha tolerado críticas ni oposición. En 2020, Bukele llegó al parlamento rodeado de soldados armados para presionar a los legisladores para que aprobaran su presupuesto. En mayo, ordenó la destitución de los jueces de la Corte Suprema, y ​​ahora, los nuevos nombrados han dictaminado que los presidentes pueden cumplir dos mandatos consecutivos.

El asalto del gobierno a El Faro, que también incluye mi expulsión del país en julio, tiene como objetivo castigar al periódico por el pecado de intentar entregar la mejor información a la gente. Para Bukele, las palabras del gobierno son incuestionables, y quien diga lo contrario primero es destruído en las redes sociales y, si insiste, entregado a las autoridades.

Lizárraga es periodista»

Seguir leyendo

Popular