Saltar al contenido

El “Pelusa” cerró los ojos

Muchas generaciones de amantes del fútbol están de luto. El irreverente y carismático, Diego Armando Maradona, dejó la afición terrenal para alegrar el corazón de los que partieron antes que él.

El gran Pelusa, como cariñosamente se le llamaba al astro rey Maradona,Nació dentro de una familia que abanderaba la dignidad del Peronismo, el cual marco su pensamiento de por vida.

De allí su controversial personalidad que conquistó el corazón de la población mundial, incluso se ganó la simpatía de polémicos gobernantes y personalidades de la política.

Creció rodeado de sus siete hermanos en Villa Fiorito, un pequeño poblado de Buenos Aires Argentina. En 1976, empezó a jugar en Argentinos Junior y fue la punta del Iceberg para el “ Pibe de Oro”, el “Pelusa”, el Barrilete cósmico ”hasta convertirse en el “D10S”.

En cada faceta de su vida hay mucho que contar. Fue un exitoso presentador de televisión, polémico dirigente y entrenador de fútbol, ácido comentarista en la era de internet, protagonista central de la farándula mundial, activista político.

Además, se consagró como una figura híper mediática, lleva de escándalos, pero en el escenario deportivo, no había nada que reprochar, una buena jugada era suficiente para olvidar sus malas andanzas.

Cuando pisaba el césped, dicen sus fanáticos, los astros se alineaban para iluminar su camino de este singular personaje de apenas 1.65 de estatura, derrotara las leyes de la física al poner la pelota no parecían aplicar.

Así, en un abrir y cerrar de ojos, el balón derrotaba al más astuto portero.  Diego no era un pateador más, fue un artista del gol y sus triunfos lo llevaron a ser embajador de la Unicef y la FIFA, «maestro inspirador de sueños» de la Universidad de Oxford y entrenador de equipos en México, Bielorrusia y Emiratos Árabes, entre otros, y de la selección argentina.

Su última aparición pública, fue el 30 de octubre, justo el día de su cumpleaños número 60. Ese día su Gimnasia recibió a Patronato en el Bosque por la primera fecha de la Liga Profesional de Fútbol y Maradona entró a la cancha, siendo homenajeado por su aniversario.

A pesar de caminar con dificultad, el Diez lució sonriente, mientras saludaba a cada dirigente, entre ellos a Marcelo Tinelli. Al comenzar el partido, las emociones lo remontaron a sus años dorados y abandono su “trono” para descansar.

Tres días después, tuvo un quebranto de salud y fue operado de urgencia por un hematoma cerebral, pero un problema de una insuficiencia cardíaca aguda hizo que la estrella del fútbol se apagara su luz en esta tierra.

La noticia de su muerte corrió como polvorín en las redes, inmortalizando al Pelusa. En la primera hora, más de 3 millones de tuits, 77 millones de reacciones y comentarios en Facebook, 171 millones de interacciones en Instagram, se hizo tendencia.

En los medios impresos y digitales, los titulares sobre su partida ocuparon una posición privilegiada para honrar al mejor jugador de la historia, que ahora está en las manos de Dios, dice Daily Mirror, The Sun y Metro, entros otros rotativos.

Sin duda, el astro argentino fue y será por siempre un influercer que trascendió fronteras y unión al mundo con el hasgtag #DiegoEterno, un digno homenaje para un personaje enamoró al mundo con el arte del balón.