Saltar al contenido

Declaraciones de Bukele sobre calidad de pruebas de covid-19 son “imprecisas”: afirma gobierno costarricense.

El vecino país invita al mandatario salvadoreño a preocuparse por su país y por sus fronteras, porque ellos están en manos de expertos.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, afirmó por la plataforma twitter, desde la cual gobierna a su país, que Costa Rica  aplica menos pruebas de Coronavirus para aplanar la curva.

El mensaje en cuestión señala que “Costa Rica da la percepción de haber aplanado la curva, pero lo único que están haciendo es que han disminuido el número de pruebas diarias”, dijo Bukele.

La respuesta y crítica a esta declaración no se ha hecho esperar por parte de funcionarios costarricenses, quienes afirman que la institucionalidad democrática y el respeto a los derechos humanos han permitido al país contar con un sistema de salud de primer nivel para hacer frente al COVID-19.

Asimismo, manifestaron que, las pruebas cuentan con el reconocimiento de la comunidad internacional y de las agencias especializadas de las Naciones Unidas, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En ese sentido, desvirtuaron que sean “imprecisas” como lo señala el mandatario Bukele, mientras que el ministro de salud de Costa Rica, Dr. Daniel Salas Peraza, experto epidemiólogo, ha explicado de manera reiterada la metodología utilizada es de altos estándares de calidad.

Aseguran que a diferencia de otros países, Costa Rica no aplica pruebas masivamente, debido a que no hay evidencia de que se haya entrado en una fase de transmisión comunitaria.

Por su parte, Luis Fernando Chacón, jefe de fracción de Liberación, invitó al presidente de El Salvador a centrar sus preocupaciones en la grave situación del que preside.

“Las declaraciones del presidente de El Salvador no son de recibo, toda vez que nuestra seguridad social, educación, servicio de agua potable y todas las restricciones y el trabajo, demuestran una labor integral exitosa.

Me parece que el presidente Bukele debe limitarse a cuidar a su país y a cuidar sus fronteras y no preocuparse si Costa Rica hace o menos pruebas. Estamos en manos de expertos en Costa Rica y eso es lo que está marcando la diferencia en la región y en el mundo. Somos el país con menos muertes registradas”, dijo Chacón.

El canciller, Rodolfo Solano también cuestionó los señalamientos por parte de su homólogo salvadoreño y citó que » lamenta escuchar declaraciones que no tienen ningún fundamento. El presidente Bukele fue mal asesorado, le dieron datos incorrectos»

El diplomático expresó a través del embajador de El Salvador su “preocupación” de que «los asesores le suministren datos incorrectos que inducen a error» a Bukele. 

“La situación no irá más allá de un comunicado de prensa y la conversación con el embajador porque «tenemos mucho trabajo», y reiteró que la atención de la pandemia en Costa Rica ha sido reconocida internacionalmente y basada en la institucionalidad democrática y los derechos humanos. 

Costa Rica con menor tasa de mortalidad por covid

Costa Rica destaca en la pandemia por tener un robusto  sistema de salud y con 29 hospitales, así como clínicas y una pequeña área de salud prácticamente para cada barrio llamados Equipos Básicos de Atención Integral (EBAIS) que son el primer escalón en la atención sanitaria.

Esta red les permite dar un seguimiento diario personalizado a los pacientes de COVID-19 y también ha evitado que el país tenga transmisión comunitaria del virus, pues la totalidad de los casos cuentan con su nexo epidemiológico identificado.

Tras casi dos meses de haber detectado el primer caso de COVID-19, Costa Rica aún no tiene contagio comunitario, registra la tasa de mortalidad más baja de América(0,81 %), más recuperados que casos activos y ha conseguido avances científicosen el estudio y el tratamiento del virus.  

De acuerdo a los últimos datos, el vecino país reporta  seis fallecidos, 13 nuevos casos de Coronavirus, para un total de 755 casos confirmados, 413 personas recuperadas y a este momento se han descartado 9.209 personas.

Para los funcionarios del gobierno costarricense la pandemia del COVID-19 no distingue fronteras, nacionalidades, ni condiciones sociales o económicas y afirman que la institucionalidad democrática y el respeto a los derechos humanos han permitido al país enfrentar de manera eficiente la pandemia.