Connect with us

Internacionales

Comunidad internacional llama al gobierno restablecer el “orden constitucional» tras la destitución de cinco magistrados de CSJ y el Fiscal General.

La vicepresidenta, Kamala Harris, el Relator Especial de la ONU, Congresistas de Estados Unidos, la OEA y HRW, condenaron la decisión del órgano legislativo, la cual fue avalada por el presidente Nayib Bukele.

En su primer día y tras ocupar los curules del palacio Legislativo, la empoderada bancada de Nuevas Ideas, apartó del camino a cinco Magistrado de la Sala de lo Constitucional por considerar que cometieron «fraude a la constitución» y violar la separación de poderes.

Además, de los Magistrados de la CSJ, los diputados oficialistas también destituyeron, horas más tardes, al Fiscal General de la República, Raúl Melara.

Según el mismo Bukele, “la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, por parte de la @AsambleaSV es una facultad INCONTROVERTIBLE expresada CLARAMENTE en el artículo 186 de la Constitución de la República”, citó en su cuenta oficial de twitter.

Para la comunidad internacional, la iniciativa, tildada por la oposición salvadoreña como la “orden presidencial”, fue calificada como un “Golpe de Estado al poder judicial” y “asalto a la democracia”.

La noticia provocó un tsunami reacciones por parte del gobierno norteamericano, entre ellos el de la Vicepresidenta de Estados Unidos Kamara Harris y miembros del Senado norteamericano, quienes expresaron su preocupación de la situación política que viven en El Salvador e hicieron el llamado a restablecer el orden constitucional.

En su cuenta oficial, Harris escribió: “Nos preocupa profundamente la democracia de El Salvador, a la luz de la votación de la Asamblea Nacional para destituir a los jueces del tribunal constitucional”. “Un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana, y para una economía fuerte”.

Asimismo, Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, también externo y aclaró que «una relación sólida» entre ambos países dependerá de que el gobierno respete y defienda la separación de poderes y las normas democráticas. 

Por su parte, Jim McGovern, miembro de la Cámara de los Representantes, dijo sentirse preocupado y “enojado por la nueva votación mayoritaria de la Asamblea Nacional del presidente Bukele para destituir a todos los jueces de la Sala Constitucional».

El mismo sentir expresó el relator especial de la ONU, Diego García- Sayán, quien tampoco vaciló en condenar «los pasos que viene dando el poder político para desmantelar y debilitar la independencia judicial de los magistrados destituyendo a integrantes de la Sala Constitucional».

Otro que se refirió a la destitución de los Magistrados salvadoreños fue el director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco y declaró que harían todos los esfuerzos posibles para afectar la relación de El Salvador y Estados Unidos, lo cual provocó otro enfrentamiento con el mandatario.

“Quiero que a Bukele le quede claro: Haremos todos los esfuerzos para que este asalto a la democracia afecte su relación con el gobierno de EE.UU, el Banco Mundial, el FMI y el BID. Hoy en Washington el Estado de Derecho es una condición necesaria”, reitero Vivanco.

Con la avalancha de críticas de la comunidad internacional, Bukele se respondió con otro tuit en el cual aseguraba que estaba limpiando la casa y “eso no es de su incumbencia”.

Al respecto, la exdiplomática estadounidense Maricarme Aponte , afirmó en una entrevista a la Voz Pública, que la decisión de “destituir a magistrados y al fiscal está fuera de los márgenes de la Constitución. creo que hay órdenes y procesos que todos los países del mundo observan y son sus reglas. Aquí hubo una violación de las reglas y creo que incumbe”.

Finalmente, se conoció que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken dijo que habló hoy con el presidente Bukele para expresarle sus serias preocupaciones sobre la decisión de socavar al más alto tribunal de El Salvador y al fiscal general de la República.

Seguir leyendo

Centroamérica

El Salvador compra Bitcoin “en tendencia bajista” a medida que caen las principales monedas.

En medio de una caída del mercado de la criptomoneda más amplia, el presidente de El Salvador compra para agregar 150 bitcoins al acumulado del país.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, reveló que el país latinoamericano ha comprado 150 Bitcoin más mientras los precios bajaban el lunes por la mañana.

Según los datos de CoinGecko, la criptomoneda líder se desplomó un 6,9% en las últimas 24 horas, cayendo alrededor de $ 45.000.

Otras criptomonedas principales, incluídas Cardano (ADA), XRP , Solana (SOL) y Polkadot (DOT), arrojaron dos dígitos durante el día, mientras que Ethereum , la segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado, ha bajado un 9.2%, cotizando para esa fecha $ 3,137. 

«They can never beat you if you buy the dips.» (Nunca pueden vencerte si compras en las caídas) tuiteó Bukele, y agregó que esto bien puede considerarse un «consejo presidencial».

Con la última compra, El Salvador ahora tiene 700 Bitcoin por valor de aproximadamente $ 31 millones.

El gobierno de Bukele compró sus primeros 400 Bitcoin el 6 de septiembre, un día antes de que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en reconocer formalmente la criptomoneda como moneda de curso legal.

Bitcoin cotizaba justo por debajo de los 53.000 dólares en ese momento, pero se desplomó en más del 10% al día siguiente del lanzamiento de la billetera Chivo Wallet oficial de El Salvador, con problemas técnicos que estropearon el inicio del experimento criptográfico del país.

Sin embargo, El Salvador aprovechó rápidamente la oportunidad con una compra de 150 Bitcoin más ese mismo día, lo que aumentó las reservas de la criptomoneda del país a un total de 550 BTC.

Bukele bajo fuego

A medida que continúa la juerga de compras de Bitcoin en El Salvador, el gobierno del país se enfrenta a una investigación sobre sus compras de Bitcoin y la instalación de cajeros automáticos Chivo.

Según un informe de Reuters de la semana pasada, el Tribunal de Cuentas de El Salvador, el organismo que supervisa el gasto público del país, recibió una queja de Cristosal, un grupo de derechos humanos y transparencia, en la que expresó su preocupación por el financiamiento del gobierno de las compras de Bitcoin.

Los ciudadanos también han criticado el experimento de criptoactivos del gobierno.

La semana pasada, en el día de la independencia del país, se intensificaron más protestas en El Salvador, con personas que salieron a las calles con pancartas de «No queremos Bitcoin» y «No a la dictadura» e incluso quemaron un cajero automático de Bitcoin en San Salvador.

Seguir leyendo

Centroamérica

Por corruptos, usurpadores y antidemocráticos, EEUU agrega a lista Engel a magistrados impuestos por Bukele

El Salvador vuelve a  ser sancionado por  el gobierno de Joe Biden, tras el nombramiento inconstitucional de los magistrados, que se suman a la nómina de personajes cercanos a la lista al presidente Bukele señalados de corruptos.

Según el Departamento de Estado, “Elsy Dueñas de Avilés, Óscar Alberto López Jerez, Héctor Nahún Martínez García, José Ángel Pérez Chacón y Luis Javier Suárez Magaña, magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, socavaron el proceso democrático y las instituciones al aceptar ser nombrados por la Asamblea Legislativa en un proceso que parece haber contravenido la Constitución de El Salvador”.

El comunicado dado a conocer este lunes, afirma que “los cinco magistrados previos fueron abruptamente removidos sin una causa legítima después de que la nueva Asamblea Legislativa tomó posesión el 1 de mayo”.

Asimismo, señala que “los magistrados nuevos declararon que su instalación fue constitucional” y “socavaron los procesos democráticos y la institucionalidad al aprobar una interpretación controversial de la Constitución que autoriza la reelección del presidente a pesar de una prohibición expresa de la Constitución”.

El informe del Departamento de Estado, también acusa  de usurpación al máximo tribunal desde el golpe del 1 de mayo, y que  los abogados emitieron el 3 de septiembre una resolución que viola lo que la Constitución abiertamente establece, cuando avalaron la reelección consecutiva del presidente de la República.

Su inclusión a la lista de Actores corruptos y No democráticos, obedece al compromiso de fortalecer la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas del triángulo Norte.

La sanción implica que estas personas pierden automáticamente su visa americana y quedan abiertas a que otras instancias del gobierno de Estados Unidos amplíen las acciones que consideren pertinentes en este caso.

Los cinco magistrados se suman a la vergonzosa lista Engel en la que ya están el ministro de Trabajo, Rolando Castro; su jefa de gabinete, Carolina Recinos; su director de Centros Penales, Osiris Luna; sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, respectivamente; su secretario jurídico, Conan Castro; así como el influenciador de su gobierno, Walter Araujo.

Sobre el tema, Jean Manes ,encargada de Negocios de la Embajada Americana en El Salvador,  manifestó que “Estados Unidos agrega a estas personas tras ser nombrados inconstitucionalmente (1 de mayo) y emitir una resolución contraria a la Constitución salvadoreña (3 de septiembre). Ambas acciones socavan la democracia de El Salvador”.

La inclusión de los cinco magistrados tomó por sorpresa al presidente Bukele quien no dejó pasar el momento y restó importancia a la Lista Engel al calificarla como una injerencia y que “queda claro que la lista no tiene nada que ver con corrupción”, escribió en su cuenta de twitter.

Seguir leyendo

Popular