Saltar al contenido

Bukele no pudo ponerle el “cascabel” a Mauricio Funes como lo prometió.

Durante su campaña presidencial juró traerlo al país en sus primeros 100 días de mandato, sin embargo, esa promesa no se cumplió.

A casi año y medio de gestión, Nayib Bukele sigue pendiente de una de sus más grandes promesas, extraditar al expresidente Mauricio Funes para enfrentarse a la Justicia por delitos de corrupción que la Fiscalía le imputa.

“Creo que puedo comprometerme con el pueblo salvadoreño que en los primeros 100 días de mi gobierno Mauricio Funes va a enfrentar la justicia en El Salvador” manifestó el gobernante.

Esas declaraciones generaron expectativas, pero el verdadero objetivo era elevar su popularidad con un tema político y una promesa que no pasaría a más, solamente fue una estrategia de campaña, como muchas otras.

Para Mauricio Funes, el ofrecimiento de Bukele es “estéril” y afirmó que era notorio la ignorancia sobre el mismo y expresó que: “Ni hoy, ni en los primeros 100 días de su gobierno, ni en años la extradición será posible. La extradición está prohibida por la Constitución”.

En su defensa, Rogelio Rivas, ministro de Justicia y Seguridad de El Salvador, citó que “habría que esperar un gobierno diferente al de Ortega para ver qué va a pasar con los destinos de Funes…”

El tener la nacionalidad nicaragüense, Mauricio Funes está blindado y no puede ser extraditado como lo aseguro Bukele, ya que las leyes de esa nación impiden que dicho proceso sea aplicado a sus nacionales.

Según Roberto Rubio, director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), la promesa del presidente Nayib Bukele de extraditar a Mauricio Funes en los primeros cien días siempre fue inviable.

Asimismo, aseguró que la única manera de traerlo a Funes es que las condiciones de Nicaragua cambien o que negocie con el presidente Daniel Ortega la extradición.

En una entrevista al Diario 1.com, el analista político declaró que No sé por qué hizo esa promesa. Era inviable” y podría ser realidad si la política nicaragüense cambie más adelante.

Ante la imposibilidad de cumplir su promesa y con el tiempo en su contra, el 15 de septiembre de 2019 Bukele sugirió en sus redes sociales, que usaría a la Comisión Nacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) para llevar de regreso a su país al ex mandatario Mauricio Funes, pero tampoco se cumplió y tal parece que ha dejado en “reposo este polémico caso”, que para algunos le roba la paz, pues al presidente no le gusta perder.

El expresidente Funes, es acusado en su país de malversar más de 351 millones de dólares. Además, enfrenta otras tres investigaciones: una por un supuesto soborno por la construcción de la presa El Chaparral, otra porque presuntamente

entregó dádivas al exfiscal Luis Martínez a cambio de que no abriera investigaciones en su contra y la tercera por revelar el contenido de un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) ligado al caso del expresidente Francisco Flores.