Connect with us

Corrupción

Bukele mintió como alcalde y ahora como presidente

Las irregularidades en su gestión como Alcalde de Nuevo Cuscatlán y de la capital salvadoreña San Salvador, confirman que la mentira es su principal estrategia para sacar ventaja a sus opositores.

En su paso como alcalde de Nuevo Cuscatlán y San Salvador hizo promesas que nunca cumplió. La historia se repite, esta vez desde la silla presidencial.

Las irregularidades en su gestión como Alcalde de Nuevo Cuscatlán y de la capital salvadoreña San Salvador, confirman que la mentira es su principal estrategia para sacar ventaja a sus opositores.

Quienes trabajaron de cerca en ambos municipios, conocen las tácticas empleadas que busca llenar de “esperanza” a una población cansada de la corrupción, pero nada más utiliza ese sentimiento para beneficio propio.

Quienes trabajaron de cerca en ambos municipios, conocen las tácticas empleadas que busca llenar de “esperanza” a una población cansada de la corrupción, pero nada más utiliza ese sentimiento para beneficio propio.

Entre el 2012 y 2015, Nayib Bukele endulzó los oídos de un pueblo con promesas inalcanzables, comenzando con un proyecto con el cual atraería una millonaria inversión de dólares y lo dejó plasmado en su cuenta de twitter en el que expresó: “ En unas horas, lanzaremos el Modelo Solidario, con el que pretendemos atraer una inversión de $1,000,000,000.00 a Nuevo Cuscatlán en 10 años” , con fecha 2014. https://twitter.com/nayibbukele/status/468883094595194881.

El supuesto proyecto incluía, un nuevo hospital de Diagnóstico, una catedral Cástrense, hoteles y restaurantes exclusivos, promesas que nunca se realizaron y que aún esperan.

En lugar de crear un municipio próspero, dejó una millonaria deuda denunciada en agosto de 2016 por el concejal de Nuevo Cuscatlán, Gerardo Barón, quien señalaba una situación de endeudamiento de más de $5 millones.

Los números rojos continuaron con la administración de Michelle Sol, amiga del ahora presidente y funcionaria de gobierno, la cual dejó mucho más “sangrada a la comuna y a sus habitantes que actualmente carecen de servicios básicos.

Para sus detractores, Bukele usó a ese pequeño municipio como trampolín para llegar a San Salvador y posteriormente a la presidencia de El Salvador.

Bukele declaró a Probidad $846,622.45 en concepto de donaciones entre el 2012 y 2015 de la empresa Obermet, pero Probidad estableció que hay indicios de enriquecimiento ilícito por un total de $331,908.48, monto no declarado en Impuesto sobre la Renta a Hacienda por ingresos donados por su hermano.

Adicional a esta deuda, quedó pendiente con $5,408.60, destinados al mantenimiento de elevadores del mercado, $53,411.25 en medicamentos utilizados en jornadas médicas, $107,027.19 en facturas de telefonía móvil y $105,908.23. en servicio de internet, según información que proporción UAIP.

Con toda la red de mentiras bien estructurada, Bukele provoca ser expulsado del partido FMLN en el 2017 por violar los principios y normativas internas del partido. Las acusaciones sobre él fueron “fomentar conductas personalistas, generar división interna, por actos difamatorios, dañar el honor e imagen de una persona, irrespetar los derechos de la mujer”, actitudes que persisten en su rol de presidente de la República.

Finalmente, el alcalde capitalino se declara independiente y busca al mejor postor. Dando inicio a un dilema por consolidar su candidatura como Presidente de El Salvador.

Sin embargo, el resultado eran 100 días de “desaciertos”, según lo tipificó la PROES es una organización social que aglutina a un amplio espectro de profesionales de El Salvador, junto a otros actores de la sociedad civil.

Era más de lo mismo, pero si cumplió dos cosas: “la medicina amarga”,” el sufrimiento” y el “someter” a los otros órganos del Estado para cambiar a El Salvador, dejando de lado el ofrecimiento de terminar con la corrupción, el nepotismo, mejorar los programas sociales, dignificar a las víctimas de El Mozote, dar la pensión a los veteranos de guerra, trabaja de la mano con las municipalidades, trabajar con transparencia, en fin, promesas que a un año están en el limbo.

Además de no cumplir con dichos ofrecimientos, hay un retroceso en la seguridad y ha empoderado a la Policía Nacional Civil y al Fuerza Armada, los cuales actúan con represión hacia la población y están sumisos al Ejecutivo.

Según PROES, el gobierno ha hecho de la política de gobierno, al ocultar el endeudamiento actual del país debido a su mala administración.

Con la contienda electoral a la vuelta de la esquina, el presidente, promueve el engaño y el clientelismo, además asolapar la corrupción al permitir que los paquetes agrícolas y las canastas solidarias sean entregados por los funcionarios de gobierno y partidos políticos afines que aspiran una diputación.

Además, engaña, miente y se apropia de obras que quedaron finalizadas y negociadas por el anterior gobierno, como el financiamiento para el Hospital Rosales, el bypass de San Miguel, el apoyo por parte de México para generar empleo en el campo y frenar la migración, la compra de medicamentos para hospitales, entre otras.

En un año de gestión está claro que la mentira continuará reinando desde el Ejecutivo en lo que resta del mandato de Bukele, quien pidió a la población “cerrar los ojos” para que vivan una realidad de fantasía y que tras un tardío despertar será “ la medicina amarga” para todos , incluso para sus fieles seguidores.

Corrupción

Henry Flores robó votos para ganar las internas y le “echó zancadilla a Koki Aguilar”

El político de raíces usulutecas no juega limpio ni con sus propios correligionarios. Es acusado de  apropiarse de los votos de otros precandidatos, sacar del camino al ex presidente del Fonaes, Jorge Aguilar y del manejo de un troll center para ganar ventaja en la competencia electoral del próximo 28 de febrero.

Henry Flores dijo ser el favorito en la ciudad de las colinas, sin embargo, un exdirigente del partido lo desmiente y afirma que su aparente triunfo es el resultado de un fraude orquestado por la cúpula, entre ellos, el primo del presidente, Xabi Zablah, Mario Durán, Krisia Fuentes y Silvio Aquino.

Tras la imposición de su candidatura, hay “mucha cola que pisar” y muchas “manos peludas” de por medio, al tiempo que asegura que la dirigencia de NI restó importancia a las múltiples acusaciones de corrupción y solvencia moral que pesan en su contra.

Según las declaraciones del ex militante del partido oficialista, en Santa Tecla operaban tres movimientos que apoyaban a Bukele, pero no a todos sus candidatos, ya que habían muchos roces entre sí.

Unos abanderaban al doctor Amaya, otros a Henry Flores y uno más al expresidente de Fonaes Koki Aguilar, separado del cargo por ser acusado de aprovecharse de la pandemia y vender con sobreprecio caretas al ministerio de Salud por más de un cuarto de millón de dólares.

Antes que Aguilar saliera de la competencia debido a su destitución, el grupo que respaldaba su candidatura comenzó a trabajar, pero mucho tropiezo en la misma estructura de NI Santa Tecla, por ser un potencial competidor y a diferencia de Flores, muy conocido y sin apoyo en el municipio.

Para sacarlo del camino, Silvio Aquino, se tomó el tiempo para hacer publicaciones en Facebook contra Aguilar, ya que era la única forma de apartarlo y que el fraude siguiera su curso.

Con su separación, solo quedaron el doctor Amaya, Henry Flores y una persona más. Las voces de fraude cobraban más fuerza en el seno de Nuevas Ideas Santa Tecla y la pandemia cayó como “anillo al dedo” para consolidarse en unas elecciones internas, calificadas de amañadas.

“La alta dirigencia acordó realizarlas de manera electrónica, mecanismo aprovechado robar votos y sumarlos a los ungidos por la cúpula, siendo denunciado por la militancia en los medios de comunicación, pero NI lo adjudicó las declaraciones de sus mismos militantes como parte de una campaña sucia de “los mismos de siempre”, sostiene el ex militante.

Para él. la pandemia fue utilizada como la plataforma para llevar a cabo el fraude electoral en las internas. Alertados por la manipulación de datos, el movimiento hizo visitas de campo durante las internas y constataron que más de 1800 personas no pudieron votar.

“Hubo compra de chip para sumar más votos, otras aparecían que habían votado, se robaron votos de Opico y Cangrejera para favorecer a Flores”, manifiesta.

No puede explicarse, dice, que “a las dos de la tarde un candidato tenía 3,800 votos y a las siete de la noche, solo contaba con 900 votos, lo que dejó en evidencia un fraude planificado desde antes por quienes apoyaban la candidatura de Flores”.

Al conocer los resultados, la militancia reclamó al secretario departamental, incluso Marcelo Larín también señaló fraude en las internas.

“Silvio Aquino es el que dio la orden para el traslado de votos hacia los candidatos que gozan de su aceptación, tanto así que favoreció las candidaturas de Rebeca Santos, Salvador Chacón”, sostiene el entrevistado.

En síntesis, el ex NI afirma que Henry Flores y su Concejo son del ala renovadora del frente, la misma que se acabó al FMLN hoy está en NI y de ganar la alcaldía, los tecleños vivirán un caos en poco tiempo.

Troll center Santa Tecla.

Sobre la popularidad de Henry Flores, el ex militante de NI no duda manifestar que en que todo es una farsa y sostiene que carece de una “aceptación territorial”, por ser un total desconocido en el municipio y su discurso es vacío.

A los eventos, los tecleños que llegan son pocos, la mayoría son movilizados de otras zonas para “hacer bulto”, nunca se acerca a la gente.

Por otra parte, afirma que el trabajo  sucio en redes sociales lo hace Xiomara Perla junto a Jaime Sandoval, responsables de manejar el troll center y cuentas falsas de nuevas ideas Santa Tecla, el cual operaba hasta hace poco en la supuesta escuela de Idiomas una colonia de Merliot.

Asegura, que la mayoría de las cuentas son falsas y los “me gusta” que recibe de los seguidores de santa tecla son contados con los dedos de la mano y que la mayoría son del oriente del país.

“Si Santa Tecla fuera Nuevas Ideas, Henry no se anduvieran amparando a la “N” de Nayib. En el fondo tiene miedo y por eso promocionan al presidente en lugar de promoverse el”, refiere la persona que una vez militó en primera línea de NI.

Los tecleños, dice, deben “tener claro que a Henry flores lo tienen en Usulután como cuatrero, estafador, padre irresponsable, misógino, altanero, que lo sacaron corriendo cuando se dieron cuenta que quería postularse para alcalde de ese departamento”.

El riesgo de poner a una persona incompetente en un despacho puede ser devastador, no tiene propuestas, se dedica solo a criticar e insultar a sus adversarios y carece de conciencia social.

Seguir leyendo

Corrupción

Bukele se promueve como “presidente de la paz” al igual que Nicolás Maduro en Venezuela.

Para desviar la atención del atentado contra la militancia del FMLN en el que se involucra a la seguridad del ministro de Salud, el mandatario imita al dictador venezolano con el hashtag #NayibPresidenteDeLaPaz.

En noviembre de 2019, a casi cinco meses de asumir la presidencia en El Salvador, Nayib Bukele, reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela e inicio una confrontación política con Nicolás Maduro.

En ese cruce de palabras por twitter, Bukele se jactó de ser un presidente electo democráticamente y criticó que el régimen de Maduro realiza violaciones sistemáticas de los derechos humanos contra su pueblo.

Sin embargo, en tema de violaciones a derechos humanos, transparencia y corrupción, el mandatario salvadoreño se ha quedado corto y cada día, adopta políticas muy parecidas a las del gobernante venezolano.

El gobierno de Bukele no solo comparte a un grupo de asesores que impulsaron el golpe de estado en el país petrolero y que están involucrados en casos de malversación de fondos, sino que replican las mismas estrategias populista de su homólgo Nicolás Maduro para causar un desgaste político a los partidos de oposición.

Así que no es extraño que días después de los atentados a los militantes del FMLN, en el cual perdieron la vida dos de ellos, Bukele impulsa en redes sociales la etiqueta #NayibPresidenteDeLaPaz, un eslogan que ocuparon también en el régimen chavista el año pasado.

Con esta estrategia, tanto Maduro como Bukele buscan salir de la agenda política de violencia en su país. En el caso de El Salvador, el mandatario teme una reducción de votos el próximo 28 de febrero.

Además, ha caído en una serie de contradicciones en cuanto a los actos violentos del pasado domingo contra la caravana del partido FMLN y que lo responsabilizan directamente.

Ante esta situación, poco favorable para su comprada imagen populista, la cual se vio afectada por el hashtag #BukeleAsesino que lo supero en twitter, sus asesores venezolanos lanzaron #NayibPresidenteDelaPaz, con la ayuda de numerosas cuentas falsas.

El auto nombrarse “Presidente de la paz”, no guardar una relación de consonancia con sus discursos “incendiarios”, que incitan al odio y a la violencia. Además, en reiteradas ocasiones ha amenazado a diputados y Magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

En agosto de 2020, el Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional (IIDC) y la organización Human Rights Watch (HRW) rechazaron las frases que el presidente salvadoreño durante una cadena nacional de radio y televisión, en contra de cinco jueces del Poder Judicial.

Durante la cadena nacional, el presidente exclamó: «me llaman dictador. ¿Dictador? Los hubiera fusilado a todos…, declaraciones que lo hacen cada vez más parecido a su rival venezolano.

Este patrón autoritario, motivó a que los ciudadanos salvadoreños solicitaran el cierre de la cuenta de Bukele por considerar que alienta el odio político  en las bases de su partido y funcionarios, quienes replican el mismo discurso.

«Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ha venido utilizando la plataforma de twitter para ordenar acciones que violen los derechos humanos. Esto es según las organizaciones internacionales de derechos humanos (Human Rights Watch y ONU Derechos Humanos)», expresa parte de la petición.

Cabe señalar que en el 2013. El ahora presidente salvadoreño, siendo alcalde de Nuevo Cuscatlán, declaró en su cuenta de twitter que era un fiel admirador del dictador Maduro y según analistas, la copia autoritaria de Bukele busca disolver un poder de estado como es el legislativo para instaurar una dictadura poniendo sus propios diputados que “arrodillados” al presidente.

Por lo que el reciente atentado, podría interpretarse como un “acto intimidatorio” para acorralar a sus adversarios políticos, incluso las victimas que sobrevivieron al ataque armado, manifiestan su temor al declarar.

Seguir leyendo

Popular