Saltar al contenido

Bukele celebra el Ramadán con Decreto de Día Nacional de Oración

Por desconocimiento o no, el mandatario decreta otro día nacional de oración en el país, el cual coincide con el Ramadán, es una fecha importante del calendario islámico, que él celebra con ayuno, oración, reflexión y comunidad.​​​

Por 17 años consecutivos, El Salvador celebra cada 23 de noviembre el Día Nacional de Oración, bajo el decreto legislativo 161, aprobado en octubre del 2003.

En esa fecha, tanto la iglesia católica como las evangélicas realizan diferentes actos públicos para  elevar oraciones de intersección por la nación y “Tomando mi nación”, es una de las actividades más fuertes que organiza la iglesia evangélica.

Además, es un día en el que todos los salvadoreños sin distinción alguna tienen la oportunidad de unirse a una sola voz para pedir al Creador por la nación.

Sin embargo el presidente Nayib Bukele declaró el domingo 24 de mayo como “Día Nacional de Oración”, a través de un decreto ejecutivo que emitió en horas de la madrugada de este viernes y que publicó a través de su perfil de Facabook , publicado en el Diario Oficial y “su vigencia es legal en todo el territorio salvadoreño”, indicó el mandatario.

La noticia ha tomado por sorpresa a los salvadoreños, ya que el mandatario  y toda su familia profesa la religión del Islam y el 24 de mayo celebran el Ramadán, de gran importancia en el calendario islámico.

Por lo tanto,qué sentido tiene hacer otro decreto para un mismo fin, ya que por ley, los salvadoreños tienen un día oficial para la oración, pero el mandatario no hizo referencia a éste  o si el nuevo lo sustituye.

Personas consultadas en la calle, afirman que todos los días el salvadoreño cristiano o católico se encomienda a Dios y a su Hijo Jesucristo y pone en sus manos a la nación de El Salvador.

Manifiestan que, los cristianos están unidos  y claman por la pandemia desde que inició y en sus oraciones también piden por sabiduría para el mandatario y su gabinete, porque  en la humildad está la victoria.

Otros por  van más allá y no dudan en asegurar que el presidente está utilizando la fe de la población para engañarlos y las dádivas que ha dado persiguen un fin. Y alertan que “los falsos profetas ya están aquí”

¿A quién dedica la oración Bukele?

La  fe de la población salvadoreña  es Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, pero no es así para el imam  Emerson Bukele, quien aceptó y afirmó en un conversatorio organizado por  la comunidad islámica,  que los musulmanes no creen en ello, puesto que “Jesús no está al nivel de Dios y la cuestión es que tampoco Jesús creía en la Trinidad”.

Además, esta religión abrahámica monoteísta basada en el Corán, establece como premisa fundamental (shahada) para sus creyentes que “No hay más Dios que Alá y Mahoma es el último mensajero de Alá”.

Algunos críticos del mandatario consideran que con el nuevo decreto busca introducir sutilmente  el Islam y  aprovecha también la pandemia para disfrazar la celebración del  Ramadán,  un pilar importante en la religión musulmana  que coincide con la fecha en que el profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán. 

Actualmente la comunidad islámica salvadoreña cuenta con más de 18 mil practicantes  y desde el  2016 comenzaron a expandirse. Ahora hay mezquitas en El Salvador, Guatemala, Honduras y Colombia.

En el país hay dos mezquitas San Salvador, una en Santa Ana, una en Sonsonate y una en Soyapango. En cada una de ellas está a cargo de un shej.

Armando Bukele  (padre) , fundador de la religión islámica en el país, abrió la primera mezquita hace 27 años y fungió como el Imam o sumo sacerdote.

Tras su fallecimiento, su hijo, Emerson Gerardo Bukele asume el liderazgo de la religión y actualmente es el presidente de la Comunidad Islámica de Hispanoamérica.

Para el domingo 24 de mayo Nayib Bukele  y su familia se prepara para celebrar el Ramadán, pero este año lo celebrará con su decreto  de Día Nacional de Oración.