Saltar al contenido

Bukele compra equipo de espionaje para OIE

El equipo tecnológico israelí será utilizado para espiar a sus adversarios políticos y mantener el control. Esta compra triplica los gastos reservados a más de  4 millones.

La noticia sobre las nuevas compras del Ejecutivo circuló en la cuenta de Twitter del expresidente Mauricio Funes, quien hizo delicadas declaraciones y en las que asegura que el mandatario busca espiar, rastrear, escuchar llamadas y determinar su ubicación geográfica para atacar a sus contrincantes políticos.

En sus señalamientos, Funes aclara que la información  proviene de una fuente interna del Organismo de Inteligencia del Estado  (OIE), la cual confirma la adquisición de estos equipos de espionaje, cuyo proveedor es la empresa EyeTech Solutions.

De acuerdo al exmandatario, la  compra del equipo de manufactura israelí pone al descubierto las ilegalidades que el gobierno de Bukele está cometiendo.

“El equipo que ETS (EyeTech Solutions, una empresa mexicana ligada a un amigo israelí cercano al Presidente Bukele) vendió en México tiene un valor de mercado de 26 millones de pesos, equivalente a $1 millón 350 mil al cambio actual. Un valor menor al gasto adicional que ha sido reportado en el OIE durante el mes de enero, pocos días antes de que Nayib viajara a México”, sostiene Funes.

Recientemente, circuló en redes sociales un video en el cual el presidente Nayib asistió a la boda de Yaniv Zangilevitch, y para  Funes “esta coincidencia podría hacernos pensar que Nayib, además de asistir a la boda del dueño de ETS, trasladó en un vuelo no registrado la suma de dinero con la que el OIE adquirió el equipo de espionaje. Eso explicaría por qué CAPRES no quiere revelar información de los gastos del OIE”.

En septiembre de 2019, el presidente Bukele fue cuestionado sobre el uso  de los Gastos Reservados y aseguró en una conferencia de prensa, que  éstos habían disminuido tres veces en comparación al gobierno de Sánchez Cerén  y que su administración los están usando para financiar al OIE.

Mes y medio después de estas declaraciones, los gastos mensuales se triplicaron igualando a su antecesor.

La Ley de Acceso a la Información Pública detalla que los movimientos realizados en la partida  54315 o “Gastos Reservados”, en el período comprendido  entre el 1 de junio y el 13 de noviembre de 2019, revelan que en los primeros tres meses de su gestión se gastó un total de $2,732,988.04, haciendo un promedio de $910,996 mensuales.

Sin embargo, en septiembre, los gastos secretos del presidente se incrementaron a $1,437,536.70 , y en octubre, a $3,007,127.41. Es decir, el triple de lo que gastó los primeros tres meses de su administración.

En el 2019, se aprobó un total de  $30 millones para la partida de Gastos Reservados para la Presidencia aprobado en el 2019. El gobierno saliente había gastado $12.3, quedando $17.7 millones para gastos secretos de la administración  Bukele. El informe de CAPRES detalla que el Presidente gastó entre el 1 de junio y el 13 de noviembre un gasto de $7.177,652.15, los cuales no debe justificar.

La poca transparencia en la partida de Gastos Reservados dio lugar a un desfalco de los fondos públicos en la administración Saca  quien desvió $310 millones de dólares, mientras que Funes $350 millones.

Según la investigación de la revista Factum, “los movimientos de la billetera secreta de Bukele, comenzaron el 18 de junio, a días de haber asumido el poder, con una transacción de $27,102.17 y luego tres transacciones más con la que sumó $983,058.73 para todo junio. Los dos meses siguientes, el gobierno extrajo $1,141,902.83 y $608,026.48 de las partidas de Gastos Reservados”, señala.

En el proyecto de presupuesto 2020, la administración Bukele ha eliminado la partida “Gastos Reservados” y ha asignado $12 millones para el OIE, es decir, un promedio de un millón de dólares mensuales.  En enero pasado, el OIE aumentó sus gastos de “1 millón que estaba presupuestada a más de $4 millones, sobre todo en el rubro de salarios, bienes de uso y consumo.