Saltar al contenido

Arriaza Chicas “No puede sudar calentura política”

El movimiento de los Trabajadores de la Policía Nacional Civil llamó al director de esa institución que se apegue a la ley porque con sus actos de desobediencia está desnaturalizando a la PNC, la cual es fruto los Acuerdos de Paz.

En una entrevista radial, Marvin Reyes, Secretario General del MTP, abordó la actitud desafiante del director de la policía nacional, el subcomisionado Mauricio Arriaza Chicas, ante requerimientos como instituciones de la Asamblea Legislativa, la Fiscalía General de la República y de otros sectores.

A su Juicio, el director de la corporación policial, se ha ganado cuestionamientos muy fuertes sobre su negativa de hacer cumplir la ley, lo cual deriva en determinado momento en el cometimiento de delitos.

Reyes sostiene que uno de los delitos en el que incurrió Arriaza Chicas, es el incumplimiento de deberes, contemplado en el Articulo 321 del Código Penal, que reza: “El funcionario o empleado público, agente de autoridad o el encargado de un servicio público que ilegalmente omitiere o rehusare hacer o retardare un acto propio de su función será sancionado con prisión de cuatro a seis años e inhabilitación para el cargo por igual período…”

Asimismo, le recordó al jefe policial, qué si bien es un funcionario público por ser nombrado por el presidente Bukele, también es agente de autoridad y debe tener mucho “tino” en sus declaraciones y actos.

Con las últimas acciones de Arriza Chicas, dijo el secretario del MTP, se está viendo un rompimiento del juramento policial, hay sesgo político de parte de él y “no puede estar sudando calenturas políticas” porque está arrastrando a toda la institución de la PNC y “desnaturalizar” la función.

Esta situación la califica como peligrosa, ya que da un mal mensaje a la población y a toda la corporación y podría convertir a la policía en “un cuerpo represivo”, como sucedió en el pasado, donde las autoridades estaban al servicio del presidente, reprimiendo a todo aquel que no comparte las decisiones del Ejecutivo.

“No puede haber pasionismo ni repetir lo que otros dicen, sino estamos cayendo en una actitud borrega, en una actitud lacaya y no podemos permitirlo”, apuntó Reyes durante la entrevista radial.

En ese sentido, repitió el llamado al director Arriaza Chicas para que mida sus actuaciones, porque estas repercusiones no solo son para él, sino que afecta a toda la corporación policial y pidió no involucrarla en aspectos políticos.

Además, recalcó que la Policía Nacional Civil, “es una joya” de los Acuerdos de Paz y se debe cuidarla, porque nació para sustituir la prepotencia de los cuerpos de seguridad anteriores, para sustituir la represión que representaban la Guardia Nacional, la Policía de Hacienda y la Policía Nacional, que estaban al servicio político.

“La PNC debe estar al servicio del pueblo, no al servicio del poder político. En la Constitución, articulo 159. “La defensa nacional y seguridad pública estarán suscritas a ministerios diferentes. La seguridad pública estará a cargo de la Policía Nacional, que será un cuerpo profesional, independiente de la Fuerza Armada y ajeno a toda actividad partidista…”, manifestó Reyes.

En el mismo artículo, refiere, se especifica que “la Policía Nacional Civil tendrá a su cargo, las funciones de policía urbana y rural, que garanticen el orden, la seguridad y la tranquilidad pública, así como la colaboración en el procedimiento de investigación del delito y todo ello con apego a ley y estricto respeto a los derechos humanos”.

Sin embargo, estos parámetros fueron ignorados por el director de la policía, en su lugar cuestionó la orden de las instituciones, cometiendo delitos de desobediencia, como fueron los casos específicos del requerimiento del Ministro de Hacienda, orden dada por la Asamblea Legislativa y el más reciente, la solicitud de la fiscalía de poner orden en el relleno sanitario, tomado por sindicalistas.

“Sus acciones son peligrosas porque la población puede interpretar que las leyes no importan en este país, que el estado de derecho no importa. Es preocupante porque el máximo referente de la PNC es el director y el desobedece la ley”.

Finalmente, Reyes apelo al buen juicio del director, “sabemos que es una persona sensata, sabemos que está allí por acuerdo político. Apelamos a que se regrese de ese camino, no que lo llevará a nada bueno, ya paso por experiencias negativas, ya vivió el embate del sistema que lo dejó fuera por varios años de la corporación, ya vivió también la represión del sistema cuando lo sometieron a un proceso penal”.