Saltar al contenido

Amor y negocios en la administración Bukele

La dupla de los esposos Kattán y Delmy Cañas de Zacarías, son elementos estratégicos para los oscuros negocios del joven gobernante.

El tema de combatir la corrupción salió de la agenda presidencial y se fortaleció para obtener mejores ganancias para el clan de los amigos y parientes.

Algunos lo llaman “las historias prohibidas de Bukele” e incluye a personajes públicos con señalamientos de falta de ética profesional, pero que han sido de sumo provecho en las empresas del mandatario salvadoreño.

En el Seguro Social, es lugar de mucho interés económico para el mandatario y no es para menos. El gobierno recibió $25, millones para  equipar hospital en CIFCO, dinero que según el  colegio médico no regresarían a las arcas de la institución por falta de garantías.

La actual directora del Seguro Social es Delmy  Cañas de Zacarías, ex gerente de comercialización y ventas de SINQUIMIA, una empresa farmacéutica de los Bukele.

La red de corrupción continua con el Dr. Óscar  Kattán, esposo de la expresentadora de televisión Kenia Mejía, hoy directora de comunicaciones del Seguro Social.

Esta  relación no es coincidencia,  Kattán estableció una relación de negocios con Zacarías, cuando éste fungía como director del Seguro en la administración de Funes.

Durante 26 años,  22 de esos  el jefe inmediato de doña Delmy el Dr. Armando Bukele, papá y mentor del autoritario y corrupto presidente, y fundador de la IGLESIA ISLÁMICA DE EL SALVADOR y  primer Iman o sumo sacerdote. Al morir el Dr. Bukele, un hijo suyo, hermano del presi, heredó el máximo puesto de la iglesia islámica del país.