Connect with us

Noticias

América rebasa los 18 millones de casos y 37,6 millones en el mundo

Los casos globales de COVID-19 llegaron hoy a 37,6 millones después de que se registraran más de 307.000 positivos en las últimas 24 horas, en el mismo día en que América superó la barrera de los 18 millones de contagios y el sur de Asia la de los ocho millones.

América rebasa los 18 millones de casos y 37,6 millones en el mundo

Los casos globales de COVID-19 llegaron hoy a 37,6 millones después de que se registraran más de 307.000 positivos en las últimas 24 horas, en el mismo día en que América superó la barrera de los 18 millones de contagios y el sur de Asia la de los ocho millones.

Los fallecidos en la pandemia se elevan a 1,07 millones, tras una jornada con más de 4.400 muertes reportadas.

Tras América y el sur de Asia, Europa es la tercera región más afectada, con siete millones de casos, seguida de Oriente Medio (2,6 millones), África (1,2 millones) y Asia Oriental-Pacífico (660.000).

El continente americano es también la región donde se han contabilizado más muertes por COVID-19, 592.000, mientras que Europa suma 247.000 y el sur de Asia 128.000.

Estados Unidos sigue siendo el país con más positivos detectados, 7,6 millones, mientras que India reportó 7,1 millones y Brasil cinco millones.

Les siguen en la lista de 10 países más afectados Rusia (1,3 millones de casos), Colombia (911.000), Argentina (894.000), España (861.000), Perú (849.000), México (817.000) y Francia (707.000), siempre según las estadísticas de la OMS.

Los pacientes en el mundo son ya tres cuartas partes del total, o 28,6 millones, y de los más de ocho millones de casos aún activos un uno por ciento, (69.000) permanecen en estado grave o critico.

Noticias

Estados Unidos vuelve a recordarle al gobierno salvadoreño combatir la corrupción

Mientras el cabildero de Bukele en Washington busca abrirle paso a la casa Blanca, el congresista Antony J. Blinken reiteró a la canciller salvadoreña la urgencia de combatir la corrupción e impunidad.

A diferencia de los cancilleres de Guatemala, Pedro Brolo, y de Honduras, Lisandro Rosales, quienes sostuvieron encuentros con representantes del gobierno de Estados Unidos el pasado 4 de febrero, la diplomática salvadoreña Alejandra Hill Tinoco solo ha tenido contacto vía teléfono con el secretario de Estado de EE.UU., Antony J. Blinken.

Esta sería la primera reunión de alto nivel que sostiene El Salvador con el equipo de la administración Biden, luego de que se diera una polémica por la visita express y su solicitud de reunión del presidente salvadoreño Nayib Bukele a Washington.

Según un comunicado publicado en el sitio web del Departamento de Estado, el vocero del secretario Blinken, informó de la llamada entre la canciller, en la cual se abordaron diferentes temas, pero resaltó como principal, la eliminación de la corrupción.

También expresó a la ministra Hill Tinoco que el pilar fundamental del denominado plan Biden para Centroamérica es eliminar la corrupción y combatir la impunidad en El Salvador. Dicho plan incluye sanciones para funcionarios involucrados en corrupción.

Asimismo, se detalló que durante la conversación llamó al gobierno salvadoreño a “proteger y fortalecer instituciones democráticas”, sin pasar por alto la rendición de cuentas y la transparencia.

De igual manera Blinken, dejó claro que es importante garantizar el respeto a los derechos humanos, así como el combate a la corrupción e impunidad, considerados pilares fundamentales para la relación bilateral que aseguran la paz y la prosperidad en la región.

Cuesta arriba de Bukele

Para “limpiarle” el camino, de manera anticipada, el jefe de Estado recurrió a la contratación de cabilderos norteamericanos e invirtió $450,000, generando con ello un torbellino de críticas por la supuesta carencia de fondos para combatir la pandemia.

Tras el rechazo público, Bukele declaró a The Associated Press que había declinado de ese gasto, pero el cabildero en Washington Robert Stryk siguió trabajando para el gobierno haciendo llamadas a las oficinas legislativas de los republicanos.

El 6 de febrero pasado, se conoció que Sonoran Policy Group, de Stryk, había cobró pagos por 214.000 dólares a la agencia estatal de inteligencia de El Salvador por las gestiones realizadas y sin lograr sus objetivos.

La firma, que cambió nombre hace poco a Stryk Global Diplomacy, recibió el pago en mención por el último trimestre de 2020, siendo a finales de noviembre, según el documento presentado ante el Departamento de Justicia en el que se detallan las actividades de cabildeo exterior.

Sin embargo, los esfuerzos no han rendido los frutos esperados por el gobernante salvadoreño para lograr un acercamiento como el establecido con el expresidente Trump.

Desde la llegada de Biden a la Casa Blanca, Bukele enfrenta el desafío de ganarse el apoyo del gobierno de Biden, que se ha alejado de la política dura de Trump hacia la inmigración, a la que el presidente salvadoreño cedió firmando un acuerdo que permitiría que Estados Unidos enviara solicitantes de asilo de otros países a El Salvador.

El último revés que recibió, fue a principios de febrero pasado cuando, Bukele se apersonó a solicitar una reunión con representantes del gabinete del Joe Biden, la cual fue denegada y que le generó otra avalancha de críticas.

Para librarse de este “bochorno” el mandatario tildó a la prensa internacional de poco confiable y reunió al Cuerpo Diplomático acreditado en su país para dar su propia versión.

No obstante, los congresistas Norma Torres y Albio Siles confirmaron que Bukele sí había insistido en una reunión, la cual fue rechazada. “Me alegra ver que el presidente Joe Biden establezca un nuevo tono con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele”, expresó en un tuit la legisladora Torres.

Según la fuente cercana a la Casa Blanca, esto manda dos mensajes: primero, que Washington dejará de tolerar abusos de poder; y segundo, que no querían permitir que Bukele usara la reunión para beneficios electorales a desarrollarse el próximo 28 de febrero.

Seguir leyendo

Noticias

Partidos cierran campaña electoral

Algunos candidatos a alcaldes y diputados clausuraron este fin de semana sus actividades proselitistas en diferentes puntos del país. La población sostiene que la violencia y el odio del oficialismo fue lo que prevaleció.

Con el cierre de campaña electoral, varios candidatos dejaron por sentado sus aspiraciones para gobernar los gobiernos municipales, mientras otros aspiran a ocupar una silla en el Congreso salvadoreño.

Institutos políticos como FMLN, ARENA, PDC y Nuevas Ideas, dieron por finalizada las actividades proselitistas, haciendo su último esfuerzo para convencer al electorado.

Víctor Manuel Rivera, quien busca la reelección en el municipio de San Martín, concluyó su trabajo con una concentración a la cual asistieron los diputados que también busca reelegirse, José Andrés Hernández, Manuel Vargas y Max Martínez.

Otro que cerró la contienda fue el diputado y candidato a la reelección por el Partido de Conciliación Nacional (PCN), Francisco Merino, con su convocatoria en compañía del alcalde Jorge Ramos, en el municipio El Porvenir, Santa Ana.

De igual manera, la diputada y candidata a la reelección del FMLN, Nidia Díaz, decidió ponerle fin a este proceso en Panchimalco, donde reiteró su apoyo al actual alcalde, y candidato a la reelección, Mario Meléndez.

Por Nuevas ideas, el candidato por Santa Tecla, Henry Flores, acompañado del ministro de Agricultura, Pablo Anliker y la ministra María Chichilco, optaron por cerrar campaña en la populosa colonia Quezaltepec.

Según residentes de la zona, la mayoría de las personas asistentes no pertenecen a la zona, sino que fueron transportados por NI, lo cual tildaron de poco honesto de parte del aspirante que tiene un pasado de mentiras y estafas.

“No tengo preferencia política, pero por respeto a quienes vivimos en Santa Tecla, no debería traer a extraños para un falso mensaje de apoyo. Además, es de Usulután y cambió su dirección para competir, desde allí dejó claro que es un mentiroso”, señalo un habitante del sector.

Los sinsabores de la contienda electoral

La contienda política ha dejado sinsabores en la población y no han pasado de largo la falta de propuestas reales de ciertos candidatos, cuyo mensaje se centró en estrategias de elecciones pasadas, calificadas como “vacías”.

Para los votantes, quienes tienen la decisión final para elegir a diputados y alcaldes, afirman que esta campaña ha sido, desde la firma de los Acuerdos de Paz, una campaña del odio y la violencia.

Entre los ciudadanos aptos para votar, entre ellos los jóvenes y adultos mayores, hay desánimo y al mismo tiempo, temor por la intolerancia del partido de Nuevas Ideas, la cual quedó en evidencia en los atentados que sufrieron los militantes del FMLN.

También califican de “insoportables” los anuncios del gobierno, cuyo mensaje está de miedo, sin propuestas y que han sido aprovechadas para infundir la violencia política.

“Le pedimos al presidente que haga un esfuerzo y controle sus emociones incendiarias y mande un mensaje de paz para hacer de estas elecciones un instrumento democrático. Suficiente violencia vivimos en el pasado”, manifestó un ciudadano de San Salvador.

Los salvadoreños coinciden en que, “ni las elecciones donde ganó el FMLN se había sentido tanta inseguridad y temor por los resultados, lastimosamente, el partido del gobierno es uno de los más violentos y que a fuerza de amenazas quieren ganar, incluso gritando fraude sin fundamento”, dijo un profesional de la salud.

El silencio electoral finaliza el próximo jueves 25 y queda prohibido cualquier tipo de campaña para atraer el voto. Tanto la población como organizaciones y analistas políticos, esperan que el gobierno sea el primero en respetar esta restricción.

Seguir leyendo

Popular