Saltar al contenido

Amaños en elecciones internas de Nuevas Ideas

Los militantes expresaron su descontento y calificaron de un “fraude»  las elecciones para diputados y alcaldes, rompiendo la unidad entre las bases.

La historia de  fraude vuelve a salpicar  las filas de Nuevas Ideas, la primera de ellas fue con la elección de Xabi Bukele como presidente del partido y ahora con las internas para alcaldes y diputados.

Según los afiliados y la misma Comisión Nacional Electoral (CNE) reconocieron irregularidades en el proceso de votación virtual, tras denunciar la utilización de “chips” de teléfonos y la filtración de información de datos.

La elección de los precandidatos NI se realizó en la modalidad virtual, lo cual habría facilitado el fraude  para adjudicar más votos, a los ungidos por el presidente Bukele.

A través de redes sociales los militantes  aseguraron tener pruebas sobre la compra de votos, movilización, violación del silencio electoral e inducción del voto, acoso de los afiliados y centros de votación.

También denunciaron fraude en diferentes municipios y departamentos, por lo cual iniciaran  las acciones pertinentes para denunciarlo por haber sido engañados porel partido fundado por el presidente Bukele.

Uno de los inconformes es @LuisFigueroSv, quien hizo un llamado a su partido para ser transparentes  y no favorecer a personas  como Wilfredo Flores que trabaja para el Ministerio de Gobernación, Cecilia Rivera la que va para el PARLANCEN, dueña de La Huella,Saúl Meléndez, entre otros.

 Entre los candidatos que se oficializaron para competir por los curules de la Asamblea  se encuentran el ex presidente del Tribunal Supremo Electoral, Walter Araujo, investigado por corrupción, el secretario privado de la presidencia, Ernesto Castro, amigo y socio de Bukele. Además de la ministra de cultura, Suecy Callejas y Marcela Pineda, directora del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE).

Señalan que es decepcionante ver las caras de los líderes de Nuevas Ideas que han venido trabajando para que perdieran, pues todo estaba arreglado. No es justo que Nuevas Ideas se burle del pueblo salvadoreño con una “farsa de votaciones internas”.