Saltar al contenido

Alabí en el ojo de la investigación Cicies

17 investigaciones por compras irregulares que hizo el gobierno durante crisis salud por covid-19 en El Salvador, han sido encontradas de la Fiscalía General de la República, incluyendo las que adjudicó Alabí a su familia.

La Cicies despertó y su primer abordaje contra la corrupción apunta hacia la administración Bukele, quienes se han negado a transparentar los millonarios gastos efectuados por las diferentes carteras de Estado para enfrentar la pandemia.

En el informe enviado a la fiscalía por el mismo comisionado Ronalth Ochaeta, documentan una serie de irregularidades en las compras que realizó el gabinete de gobierno y según los fiscales hay tres montos, pero solo especificaron dos: una compra por $12 millones y otra por medio millón.

“Informamos que son 17 los expedientes que tenemos abiertos, es decir, son 17 investigaciones que llevan un canal de depuración”, manifestaron las autoridades de la fiscalía.

Familia Alabí señalada

En la petición de Ochaeta, se pidió a la fiscalía investigar la compra que el Ministerio de Salud hizo a Autodo S.A de C.V., que según una investigación periodística de la Revista Gato Encerrado es la empresa de familiares del ministro Francisco Alabí, compra ascendió a $225,000.

De acuerdo a la investigación, se detectó que en el proceso de compra a Autodo S.A. de C.V. se encontró que el proveedor fue el único invitado a ofertar a pesar de que el rubro no corresponde al objeto de la compra.

Asimismo, “la oferta de Autodo se le solicitó y se recibió en la UACI de Salud con cuatro días de anticipación a la suscripción de la solicitud de compra de las botas”, se detalla.

Ochaeta también señala que, en una segunda acta de recepción de las botas, el documento se modificó y ocultó la identidad del primo de Alabí, José Ángel Montoya Quiñonez.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES), concluye que estos hechos pueden constituir los delitos de negociaciones ilícitas y actos arbitrarios.

Por su parte, el ministro Alabí dijo ayer que la Cicies ha auditado todos los procesos de compra durante la pandemia; añadió que recibieron un informe de parte de este organismo, donde se les observaba “errores de forma”, pero no de fondo. Alabí trató de justificar los señalamientos hechos por la Cicies, calificándolos de  “errores de forma” debido a las “urgencias” generada por la pandemia y se al tiempo que afirmó  que las compras se hicieron con los Fondos de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (Fopromyd).